Sábado, 9 de Agosto de 2008

Récord en el descenso del Sella

Julio Martínez y Javier Hernanz Agüeria consiguen su décima victoria en la categoría de K-2 y baten el récord impuesto desde hacía 20 años

EFE ·09/08/2008 - 15:01h

El cántabro Julio Martínez se ha alzado, junto al asturiano Javier Hernanz Agüeria, con su décima victoria en la categoría K-2 en el Descenso Internacional del Sella, en el que han batido el récord marcado hace 20 años.

A pesar del escaso caudal que presentaba el río, Martínez y Hernanz se han impuesto con un notable registro de 1 hora 6 minutos y 15 segundos, 21 segundos menos del mejor registro conseguido hasta ahora en esta prueba en 1988 por los australianos J.Jacoby y Ramon Andersson.

Martínez y Herranz han llegado con comodidad a la meta situada en el puente de Ribadesella, seguidos muy de lejos por el zamorano Emilio Merchán y el gallego Álvarez Fernández Fiuza.

En tercera posición, han hecho su entrada los asturianos Manuel Busto y Emilio Llamedo, que lograron sacar media piragua a los campeones de la anterior edición del Sella, los palentinos Jorge Alonso y Santiago Guerrero, que han sido cuartos.

Miles de seguidores 

En la prueba han participado 963 palistas y casi 690 embarcaciones procedentes de 19 países y ha sido seguida a lo largo de sus 19 kilómetros de recorrido entre Arriondas y Ribadesella por decenas de miles de seguidores de la tradicional Fiesta de las Piraguas de Asturias.

Martínez y Hernanz salieron en el duodécimo lugar en Arriondas, por detrás de la pareja palentina, a la que lograron superar ya en las primeras paladas.

Tras una salida en la que no se vivieron muchos problemas, la K-2 de Julio Martínez tomó así la cabeza y marcó un fuerte ritmo en los primeros minutos, lo que le permitió abrir una importante brecha sobre sus perseguidores inmediatos.

Victoria merecida 

A mitad de recorrido, la pareja liderada por el palista cántabro había ido incrementando su ventaja y sacaba ya 45 segundos a sus perseguidores inmediatos, la K-2 de Merchán y Fiuza.

La distancia siguió acrecentándose en la segunda mitad del recorrido y a los diez kilómetros se elevaba hasta un minuto y 15 segundos.

Aunque la ventaja siguió creciendo en el tramo final del descenso, la pareja vencedora recurrió a la polémica maniobra de porteo -salir del agua para correr cargando con la piragua- al llegar a la Isla de la Boticaria, al igual que hicieron sus seguidores, dado el bajo nivel de agua en la zona.

Otras victorias en categoría femenina y en K-1 

En K-1, el leonés José Julián Becerro, del club Bañezano llegó en solitario a la meta en después de haber disputado la primera mitad de la prueba junto a Kiko Vega, el campeón de la pasada edición, que consiguió la segunda plaza, y de Wakter Bauzan, que lo hizo el tercero.

En categoría femenina, la K-2 de la gallega María Pérez y de la vasca Naira Gómez se hicieron con la victoria.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad