Viernes, 8 de Agosto de 2008

"Es algo personal"

Ansiedad: la corredora de fondo, Maribel Moreno vuelve de Pekín por una crisis de ansiedad. Algunos especulan con que volvió a España por miedo a un posible positivo

MIGUEL ALBA ·08/08/2008 - 21:37h

Maribel Moreno, campeona de España. EFE

El cuadro de ansiedad apareció sin que al jet lag le diera tiempo a mostrar sus síntomas. Al poco de aterrizar en Pekín, Maribel Moreno comenzó a sentirse mal. Un cambio de hotel y la espera de tres horas para asignarle la habitación pudieron precipitar su crisis. Apenas se quiere hablar del tema entre la delegación de ciclismo. “Creemos que es algo personal”, explican. “Tiene una personalidad particular”, llegan a decir. Pero a la tercera pregunta se parapetan en el silencio. “Es un tema suyo que no queremos comentar”.

Aunque Maribel ha sufrido crisis de ansiedad en anteriores ocasiones, el cuadro que vivió en Pekín fue de los más graves. Cuando se recuperó, Maribel aceleró los trámites para regresar a España. Alguien que vivió la escena aún no acaba de entender su comportamiento. “Nunca la había visto tan desesperada. Estaba realmente fuera de sí”, asegura. La Federación y el COE le brindaron todo el apoyo médico para intentar reconducir su situación y que pudiera participar esta madrugada (4 de la mañana), junto a Marta Villajosana y Anna Sanchís, en la prueba femenina de fondo en carretera. Sin embargo, Maribel sólo veía una solución a su problema: regresar a España cuanto antes.

La rumorología

Su inesperada reacción disparó la rumorología de un posible positivo. “Mucha gente nos lo ha insinuado, pero es falso. Todos nuestros corredores están limpios”, espetan desde la Federación. Sin posibilidad de inscribir a una nueva corredora, Marta y Anna se enfrentan a la competición sin restricciones.

Aunque Maribel no era una opción clara de medalla, sus últimos resultados en el Tour (finalizó quinta) y el Giro, donde se había mostrado muy combativa, la habían convertido en una opositora con argumentos. Además, la dureza del trazado olímpico se acomodaba a las condiciones de escaladora de la campeona de España. “Tenía opciones, por eso Anna y Marta iban a trabajar para ella. No contábamos con su medalla, pero lo mismo pescábamos algo”, explican desde el equipo.

Sin Moreno, Villajosana y Sanchís rodarán junto a la francesa Longo en su despedida olímpica. En sus séptimos Juegos, y después de dominar en los noventa, Longo suma cuatro medallas. Sólo su apellido puede aceptar un último reto con 49 años.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad