Jueves, 7 de Agosto de 2008

El cambio climático provocará lluvias más intensas

Investigadores estadounidenses e ingleses revelan una vinculación directa entre el clima más cálido y el aumento de las precipitaciones extremas

EFE ·07/08/2008 - 20:52h

Las lluvias probablemente se intensificarán en todo el planeta como resultado del cambio climático, según pronostican científicos estadounidenses e ingleses en un estudio que divulga este jueves la revista Science .

Los investigadores de la Universidad de Miami y de la Universidad de Reading, en el Reino Unido, manifiestan que las precipitaciones pluviales ya se han hecho más intensas como resultado del calentamiento global. Añaden que esa frecuencia es ahora mayor que lo que habían previsto los modelos climáticos.

"La atmósfera más cálida contiene mayores niveles de humedad que aumentan la intensidad de las lluvias", explica Brian Soden, profesor de la Escuela Rosenstiel de Ciencias Marinas y Atmosféricas de la Universidad de Miami.

Simulaciones informáticas 

Para llegar a esa conclusión, los científicos utilizaron observaciones de satélites y simulaciones informáticas con las que analizaron la relación entre las lluvias tropicales y los cambios en la superficie terrestre, así como el contenido de humedad atmosférica. En ellas quedó de manifiesto que en los períodos de temperaturas más bajas hubo una reducción en las precipitaciones. En su informe, los investigadores indican que sus observaciones revelan una vinculación directa entre el clima más cálido y el aumento de las precipitaciones extremas.

Más aún, el aumento de esas lluvias es mucho mayor que lo que preven las actuales simulaciones informáticas, lo que sugiere que los cambios en las precipitaciones debido al calentamiento global probablemente se ha subestimado.

En su opinión, es crucial determinar lo más pronto posible las causas de la discrepancia para comprender mejor las connotaciones que tiene el calentamiento global y el ciclo del agua en la Tierra.

"La comparación entre las observaciones (de satélites) y las de los modelos informáticos mejora nuestro conocimiento sobre la forma en que la lluvia responde a un mundo cuya temperatura aumenta", señala en el informe Richard Allan, del Centro de Sistemas Científicos Ambientales de la Universidad de Reading.