Jueves, 7 de Agosto de 2008

El Gobierno japonés reconoce el "debilitamiento" de su economía

La caída de las exportaciones y de la producción industrial enfrían la economía nipona

EFE ·07/08/2008 - 11:56h

Las principales economías del mundo se debilitan, se contraen, se enfrían y todos los adjetivos más o menos eufemísticos que se quieran utilizar. Después de los avisos desde Estados Unidos y las economías de la zona euro, le ha tocado el turno a Japón, el gigante asiático que ha vivido una efímera etapa de bonanza tras años y años de estancamiento.

Pues bien, el Gobierno nipón ha reconocido que la segunda economía del mundo "se ha debilitado recientemente" y existe la posibilidad de que haya iniciado una "fase de contracción", informó la agencia local Kyodo.

La Oficina japonesa de Gabinete divulgó hoy un esperado informe sobre agosto que muestra un panorama pesimista sobre la situación económica, a consecuencia del debilitamiento de las exportaciones niponas y la consiguiente caída de la producción industrial.

El documento no llega a señalar que Japón se encuentre técnicamente en recesión, aunque fuentes oficiales citadas por Kyodo apuntaron que "hay una posibilidad de que la economía haya entrado en una fase de contracción".

Muchos analistas esperaban que el Gobierno nipón anunciase en este informe el final de la mayor fase de expansión de la economía japonesa desde la II Guerra Mundial (1939-45), algo que sugiere, aunque sin afirmarlo, ese informe.

Japón inició en febrero de 2002 su mayor fase de expansión económica, que superó con creces los 57 meses consecutivos de crecimiento registrados durante el llamado "boom" económico de Izanagi, entre noviembre de 1965 y julio de 1970.

"Debilitamiento" reconocido 

Hoy la Oficina del Gabinete rebajó por primera vez en dos meses su evaluación de la economía japonesa al señalar su "debilitamiento" frente a la "recuperación" que todavía apuntaba en julio, y destacar una tendencia "a la baja".

Explicó que la ralentización de la economía estadounidense se está sintiendo cada vez más por el potente sector exportador nipón y que esas ventas en el exterior más débiles han provocado una reducción en la producción industrial.

La semana pasada se divulgó que la producción industrial japonesa bajó el 2 por ciento en junio con respecto al mes anterior y hoy el Gobierno nipón informó de que los pedidos de maquinaria cayeron un 2,6 por ciento en ese mismo mes.

Además, el informe divulgado hoy señala que el empleo "se ha mostrado de forma débil recientemente" en Japón y que continúa el ajuste en el mercado de la vivienda, después de la crisis de las hipotecas "subprime" en Estados Unidos.

"Hay que prestar atención a mayores riesgos a la baja que puedan derivarse de acontecimientos en Estados Unidos, los mercados financieros y los precios del petróleo", señala el documento.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad