Jueves, 7 de Agosto de 2008

La antorcha olímpica llega a la Gran Muralla China

La tea llega hasta la edificación china más emblemática donde chocan las protestas protagonistas en su viaje por todo el mundo con el patriotismo exacerbado por las autoridades chinas

·07/08/2008 - 12:25h

 

La llama olímpica ha llegado a la Gran Muralla China en un ascenso rodeado por una neblina matinal y cargado de simbolismo que marcó la proximidad del final de su tortuoso recorrido por todo el mundo y un día antes de que mañana se celebre la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos en Pekín.

Los festejos de la población, con algunas tímidas protestas, se repitieron en el pasaje de la antorcha por la Gran Muralla, que fue bordeada por voluntarios de uniforme amarrillo que saludaron a los fanáticos rojos, cuya totalidad se perdía en el horizonte.

"Ha habido problemas con la antorcha, pero ahora es momento para la fiesta", dijo Weng Chengyu, un estudiante de 28 años. "Todo esto demuestra cuán grande es el amor de los chinos hacia los Juegos," agregó.

La antorcha desfiló por los terraplenes de la Muralla, que son tan amplios como para permitir el paso de cinco caballos a la vez, mientras la multitud era regada con papeles lanzados al aire.

Un espectáculo muy emotivo 

Una maqueta con la forma de un dragón gigante se ubicó en una de las torres de vigilancia y, con las montañas detrás, parecía el fondo de una antigua pintura china.

También se soltó a una bandada de palomas y las aves se desplazaron majestuosamente a lo largo de la campiña, perdiéndose en la neblina.

"Hemos viajado a tantas ciudades desde Olimpia hasta la Gran Muralla, hemos llorado tantas veces. Es muy emotivo, especialmente cuando se ve la reacción de las multitudes chinas", dijo Xiaohong Lu, quien acompañó el desfile de la antorcha alrededor del mundo.

Este desfile señala el final del recorrido de la llama por los cinco continentes y por todos los rincones de China, antes de que se encienda el pebetero en la ceremonia de apertura de los Juegos.

Protestas contra patriotismo 

Las manifestaciones en todo el mundo tuvieron como respuesta represalias por parte de chinos patriotas, tanto dentro de su país como en el exterior.

El aumento del patriotismo fue evidente ayer y se espera que enormes multitudes vuelvan a congregarse hoy durante todo el desfile por los suburbios de Pekín, donde se encuentran algunas de las áreas más afectadas por las medidas del gobierno, tales como restricciones al tráfico y cierre de fábricas, que apuntaron a limpiar el contaminado aire de la capital antes de los Juegos.

Posteriormente, la antorcha regresará al centro de la capital para para cerrar el día en Ditan, o Templo de la Tierra, otro sitio central del pasado imperial de China tras 14.576 kilómetros.