Jueves, 7 de Agosto de 2008

"Es una putada, ni comen ni descansan"

Segundo control antidopaje a los ciclistas españoles en 24 horas

MIGUEL ALBA ·07/08/2008 - 09:45h

EFE - Los cilcistas españoles, entrenándose en las calles de Pekín.

En asunto de dopaje, el ciclismo está acostumbrado a todo: controles de madrugada, asalto a coches de familiares en cunetas francesas, pruebas que cambian de nombre, bolsas de sangre perdidas, exhibiciones que acaban siendo una farsa... Pero nunca, hasta ayer, la Unión Ciclista Internacional (UCI) o la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) habían apostado por el control al tuntún.

"Estábamos en la habitación del seleccionador de las chicas, duchándonos los cuatro (Samuel Sánchez, Freire, Valverde y Sastre) y, de repente, han aparecido varias personas de la AMA y nos han preguntado que quiénes éramos", explica Samuel Sánchez. "¿Cómo qué quiénes somos? Yo soy Samuel Sánchez, él Valverde...", les contestó. "Pues os toca pasar control de sangre y orina", le espetaron.

"Todo ha sido rocambolesco. Nos han preguntado que quiénes éramos" 

"Todo ha sido rocambolesco", relata Sánchez, aspirante a medalla en contrareloj junto a Contador. "Uno estaba tirado en la cama con el brazo en alto sacándole sangre, y yo en el baño, llenando el tubito de la orina". Samuel no elude ninguna pregunta. El ciclista ha tenido que acomodar su discurso para hablar más de sospechas que de bicicletas: "No nos suena raro porque los rusos también lo han pasado. Además, llega un momento en el que nada me sorprende".

"Aquí te pillo, aquí te mato"

Valverde acentuaba el relato con el típico gesto de quien lo ha visto todo. "Ha sido tan improvisado todo que ni piensas en buenas o malas intenciones. Ha sido tan aquí te pillo, aquí te mato que tampoco hay que darle más importancia", explica mientras se empeña en recordar una fecha en la que haya sufrido dos controles seguidos en tan corto período de tiempo. "Puede que algún año en el Tour, pero tampoco estoy muy seguro. La verdad es que no es normal pasar dos controles seguidos en menos de 24 horas".

"No vemos una segunda intención en tanto control", asegura Paco Antequera, seleccionador. "Por desgracia, el ciclismo está sufriendo los ataques del dopaje y habrán pensando: vamos a probar con estos a ver qué pasa. Como se presentan con el papel, no te puedes negar". Antequera exterioriza tranquilidad ante tanta duda.

Su mayor queja es la falta de descanso que está provocando tanta prueba antidopaje: "Los chicos no están comiendo bien ni están descansando el tiempo que necesitan. Es la putada de tanto control".Vampiros aparte, Antequera se siente a gusto con un equipo en el que no hay lucha de egos. "Todos son fantásticos y están dispuestos a sacrificarse por el compañero si la evolución de la carrera así lo obliga. Es cierto que tenemos muchas opciones de conseguir una medalla pero, en una prueba de un día, hay que controlar todo para no quedarte fuera de la escapada buena".

"No es muy normal pasar dos controles seguidos en menos de 24 horas" 

Sastre aún no piensa en estrategias. Es el único componente del cuarteto que busca apresuradamente el descanso. "Carlos tiene que descansar más que el resto porque ha hecho mucho esfuerzo en el Tour. Otro, después de haber ganado en Francia, pensaría que ya lo tiene hecho todo este año, pero Carlos es ambicioso y no descarta nada", avisa el seleccionador.

A diferencia de Nadal o Pau Gasol, el ganador del Tour vive en el anonimato en la villa olímpica. "La verdad es que nos paran poco para hacerse fotos con él. Si él no triunfa, imagínate a mí", bromea Samuel, mientras se acaricia uno de sus pendientes Armani. Antequera hace un gesto. Y Samuel, Alejandro y Óscar se pierden entre uno de los portales de su bloque. Contador tiene asignada la última habitación que queda libre en el apartamento del ciclismo. El único espacio que la AMA no ha controlado. Todavía.

Contador se incorpora hoy al quinteto

Alberto Contador partió ayer rumbo hacia Pekín. Lo hizo junto al resto de la expedición española y hoy se unirá al resto de compañeros de la selección que competirá en los Juegos, "un equipo muy fuerte", en opinión del madrileño, que cree que "a lo mejor" no llega en su mejor estado de cara a la prueba de contrarreloj (sábado a las 5.00 h.).

"El ciclismo español está de moda", comentó Contador en Barajas. "Se consiguen los máximos resultados a nivel internacional y si la selección logra una medalla sería el colofón". Según el último ganador del Giro y penúltimo vencedor del Tour, "un hándicap es que el equipo sea tan favorito porque somos sólo cinco corredores para controlar la prueba y una carrera como la de los Juegos es muy complicada".