Miércoles, 6 de Agosto de 2008

El juez ordena el ingreso en prisión para los etarras Guridi y Muñoa

Por el atentado en Salou (Tarragona) en agosto de 2001.

EUROPA PRESS ·06/08/2008 - 14:21h

Ambos en etarras, junto a una furgoneta de la Policía. AFP

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha enviado a prisión al ex jefe militar de ETA Juan Antonio Olarra Guridi y a la integrante de la organización terrorista Aloña Muñoa Ordozgoiti por ordenar, respectivamente, el atentado que tuvo lugar en Salou (Tarragona) en agosto de 2001, que causó lesiones a 14 personas, y colaborar en el que se produjo en Zumárraga (Guipúzcoa) en febrero de ese año, que produjo daños materiales.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 1, que se encuentra de guardia esta semana, comunicó a los dos terroristas las causas por las que serán juzgados en los próximos meses en la Audiencia Nacional y por las que fueron entregados ayer por las autoridades francesas.

Olarra Guridi, que ocupó la cúpula militar de ETA entre 1999 y 2002 junto a su novia Ainhoa Múgica Goñi, tiene pendiente una causa por el atentado que se produjo en la madrugada del 17 al 18 de agosto de 2001 ante el hotel Calafont de Salou y en el que un total de 14 personas resultaron heridas.

Según el auto de procesamiento que Pedraz le comunicó al etarra, el atentado fue cometido por un 'comando' integrado por Ismael Berasategi, Xabier Zabalo y Ainhoa Barbarin, a los que Olarra Guridi formó y dio instrucciones para atentar. Así, entre los registros realizados tras la detención de los tres etarras, se halló una carta en la que Olarra Guridi les daba "instrucciones concretas sobre la forma de actuar" y fechas y lugares en los que cometer atentados.

'Comando Ttotto' 

Por su parte, Muñoa Ordozgoiti será juzgada por ayudar a huir a su novio, José Ignacio Guridi Lasa, alias 'Xabi', después de que el 22 de febrero de 2001 colocara un artefacto en el centro de menores de Zumárraga.

La acción fue llevada a cabo por el 'comando Ttotto', que también integraban Asier Arzalluz Goñi, 'Santi'; y Aitor Aguirrebarrena Beldarrain, 'Peio', y provocó daños materiales que se cuantificaron en 184.508,96 euros.

Olarra Guridi ha sido condenado por la Audiencia Nacional a miles de años de cárcel por varios actos terroristas, entre ellos la comisión de los asesinatos de seis trabajadores de la Armada en Vallecas (Madrid) en 1995 y del empresario donostiarra José Antonio Santamaría en 1993; o la orden de dar muerte al fiscal jefe de Andalucía, Luis Portero, en octubre de 2000.

Según el Ministerio del Interior, Olarra Guridi también es el presunto autor material de los asesinatos de los guardias civiles Eduardo Sobrino y Juan Carlos Trujillo (que se produjo en San Sebastián en octubre de 1991), el policía Juan María Helices (abril de 1992) y el funcionario de prisiones José Ramón Domínguez (enero de 1993).

Cinco atentados más 

Asimismo, se le implica en otros cinco atentados: el asesinato del gobernador militar de Guipúzcoa, el del coronel Luis García Lozano, en enero de 1991, para el que realizó labores de vigilancia e información; la colocación ese año de dos coches-bomba contra los cuarteles de la Guardia Civil en Los Arcos (Navarra) e Irún (Guipúzcoa); la entrega de material que explotó ante la Comandancia de Marina de San Sebastián y el intento de asesinato de un policía.

Fue detenido el 16 de septiembre de 2002 por la Policía Judicial Francesa en una operación coordinada por la Comisaría General de Información en Talence, cerca de Burdeos, a bordo de un Renault Clio que llevaba placas falsas. Le fueron incautadas diversas armas y documentación falsa. 

Colaboradora del 'comando Ttotto' 

Por su parte, Aloña Muñoa, alias 'Enma', de 26 años, estuvo relacionada con el 'comando Ttotto', grupo que asesinó al periodista José Luis López de Lacalle. La etarra se dio a la fuga en febrero de 2001 después de que la Ertzaintza detuviera a su novio, Iñigo Guridi Lasa, autor material del asesinato de Lacalle, y desarticulara el 'comando'.

Aloña fue detenida en febrero de 2003 en la localidad francesa de Irulegui junto a Mikel Otegi, presunto autor del asesinato de dos 'ertzainas' en 1995.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad