Miércoles, 6 de Agosto de 2008

Vampiros contra España

Los ciclistas Sastre, Freire, Valverde y Sánchez fueron sometidos ayer al primer control sorpresa. Tres marchadores rusos, dos de ellos miembros del equipo olímpico, dieron positivo por EPO

I. ROMO ·06/08/2008 - 09:58h

EFE - Valverde, en primer plano, Sastre y Sánchez comen fruta.

Primer aviso. Carlos Sastre llevaba apenas unas horas en Pekín y se disponía a intervenir en una rueda de prensa cuando aparecieron los vampiros de la AMA (Asociación Mundial Antidopaje). El abulense se sometió al control con rapidez. Tras su reciente victoria en el Tour, Sastre sabe que sus movimientos, su sangre y su orina van a ser monitorizados más que nunca. Posteriormente se sometieron al control Samuel Sánchez,Óscar Freire y Alejandro Valverde. Contador llega hoy a Pekín, así que ayer se libró.

Contador se libró porque ha retrasado hasta hoy su llegada 

Los controladores no descansan ni dejan descansar a las figuras. Y su eficacia es asombrosa. La semana pasada se destapó el escándalo de las atletas rusas. Antes, los equipos de halterofilia de Bulgaria y Grecia quedaron literalmente destruidos tras dar positivo la mayoría de sus componentes.

La aparición por sorpresa de los médicos de la AMA obliga a los deportistas a estar limpios siempre y en todo lugar, ya sea en plena competición o en periodo de entrenamiento. Los controles por sorpresa se instauraron en 1988, pero este año están alcanzando la máxima eficacia gracias a la declaración obligatoria del paradero (los temidos whereabouts).

Dos favoritos menos

Ayer, sin ir más lejos, el atletismo ruso perdió marcha. Tras la tremenda sacudida que sufrió la semana pasada con el descubrimiento de siete casos de dopaje de alto nivel (mediante el sorprendente empleo de orina de terceras personas), ayer, tres marchadores deprimera fila mundial fueron sancionados.

Kanaikin y Borchin, expulsados de la selección rusa, optaban a medalla 

Lo anunció el mismo entrenador, Viktor Chegin, y los afectados son Vladimir Kanaikin, Valery Borchin y Alexei Voevodin. Los dos primeros, listos para Pekín, han sido apartados del equipo olímpico. Voevodin, medalla de plata en 50 kilómetros en los Mundiales de 2005, no había logrado clasificarse. En los tres casos se trata de positivos por EPO y, en los tres, los controles se llevaron a cabo por sorpresa, el 20 de abril en Saransk (Rusia). Tanto Kanaikin como Borchin eran aspirantes a medalla, ambos en 20 kilómetros.

Los nueve atletas apartados de la selección para Pekín, más el positivo del ciclista Vladimir Gusev, confirman lo que se ha dado en llamar el BALCO ruso, un remedo del caso que en Estados Unidos acabó con Marion Jones y Tim Montgomery, entre otros. El problema del abuso de sustancias prohibidas en el atletismo ruso lo sospechaban los entrenadores más observadores, al comprobar la evolución de las marcas de las mediofondistas.