Martes, 5 de Agosto de 2008

CiU y tripartito denunciarán que no se cumpla el Estatut

Se reunirán el 9 de agosto para escenificar su decepción con el Gobierno

DAVID MIRÓ ·05/08/2008 - 20:56h

"No podemos repetir los errores del Estatut". Esta es la frase más escuchada estos días en medios políticos catalanes ante la se que se avecina como la madre de todas las negociaciones: la de la financiación autonómica. En el recuerdo de todos pesa como el PSOE aprovechó la división de los partidos catalanes para rebajar los contenidos del Estatut pactado en el Parlament. Por eso ahora CiU, PSC, ERC e ICV quieren ir unidos y lo escenificarán el próximo sábado, 9 de agosto, la fecha límite que marca el Estatut para pactar la nueva financiación.

Primero se reunirá la parte catalana de la Comisión Mixta de Asuntos Económicos y Fiscales Estado-Generalitat, encabezada por el conseller Antoni Castells y donde están presentes los tres partidos del Govern, y después los miembros de este organismo se verán con los representantes de CiU Francesc Homs y Josep Maria Pelegrí.

Ronda de contactos

La conselleria ha presentado este encuentro como el inicio de una ronda de contactos para fijar una posición conjunta ante el incumplimiento del Gobierno, no sólo en lo referente a la fecha sino por el contenido de la propuesta que presentó Pedro Solbes y que considera claramente insuficiente. La semana que viene Castells se entrevistará con el PPC y con Ciutadans, que previsiblemente no se sumarán al frente común catalán.

La negociación se retomará en septiembre y será de una complejidad extrema. Primero porque será a tres bandas, Gobierno, Generalitat y CiU, y segundo porque paralelamente a la financiación se negociarán los presupuestos del Estado.

Antes de eso el tripartito y CiU tienen que pactar una propuesta conjunta sobre financiación. Castells pretende conseguir que CiU y la Generalitat remen en la misma dirección y que no haya "autogoles", como él mismo lo definió la semana pasada en referencia a la intención expresada por Artur Mas de presentar una propuesta propia al margen del tripartito.

Protagonismo para CiU

Fuentes del PSC afirman que el Govern y Castells están dispuestos a ceder la mayor parte del protagonismo mediático de un posible acuerdo a la federación nacionalista a cambio de una actitud leal de ésta durante la negociación.

El objetivo es trasladar a Zapatero que ninguno de los 39 diputados que suman PSC, CiU, ERC e ICV en el Congreso podrán votar unos presupuestos que no recojan una financiación satisfactoria para Catalunya. De la credibilidad de la amenaza depende el éxito del órdago.