Martes, 5 de Agosto de 2008

La morosidad puede dañar la solvencia de cinco cajas

La agencia Moody’s advierte del aumento del riesgo por impago en particulares

B.C.B ·05/08/2008 - 19:05h

La agencia de calificación de riesgos Moody's ha decidido rebajar el rating (una nota que evalúa la capacidad para cumplir los pagos de la deuda emitida) de cinco cajas de ahorros españolas. Bancaja, Caixa Terrassa, Caixa Catalunya, Caixa Tarragona y Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) (estas tres últimas con perspectiva negativa) no han pasado el examen al que Moody's les estaba sometiendo desde el 24 de abril, fecha en la que anunció que ponía a estas entidades "bajo revisión". En aquel momento, sí decidió bajar la calificación a Caja Insular de Canarias, caja rural CajaMar, Caja de Ávila y Caja Segovia.

Exposición al ladrillo

Moody's justifica su decisión por la alta exposición al sector inmobiliario de estas entidades en regiones donde se espera "un mayor deterioro de los activos", como Madrid, Catalunya y la costa Mediterránea. La entidad incide en que ha habido una rápida subida de la morosidad, no sólo entre clientes corporativos sino también entre las familias.

Así, resalta el caso de la suspensión de pagos de Martinsa Fadesa que dice "subraya las significativas dificultades que atraviesa el sector, así como la vulnerabilidad de los bancos frente a la mala marcha de las inmobiliarias".

Acto seguido, reconoce que el caso de Martinsa también pone de manifiesto la "rápida absorción del riesgo", sin impactos significativos, que hacen los bancos españoles de estos contratiempos gracias a sus abundantes coberturas.

Sin embargo, muestra su preocupación porque la falta de liquidez haya frenado el crecimiento de las de provisiones. En su anterior informe, la agencia dijo que ninguna institución financiera española estaba directamente expuesta a las hipotecas basura, pero describió como "negativa" su perspectiva del sistema bancario español.

Tarjeta roja a dos de las grandes cajas

Bancaja fue en 2007 la tercera caja por beneficios. Moody’s le recrimina su gran concentración geográfica en Levante, pero cree que podrá hacer frente a las dificultades.

La CAM es la sexta caja por beneficios y la primera en buscar financiación en bolsa mediante la emisión de cuotas. Moody’s desconfía de su evolución y la ve más vulnerable que sus competidores.