Lunes, 4 de Agosto de 2008

Antes la vocación que el dinero para los niños

Según una encuesta, el 75% de los menores entre 4 y 17 años considera más importante trabajar en lo que les gusta que ganar un gran sueldo. Entre los niños, los oficios más populares son los de deportistas y policías; entre las niñas, los de profesoras o médicos.

EFE ·04/08/2008 - 17:59h

Los niños españoles anteponen la vocación profesional al sueldo, son conscientes de la importancia de aprender idiomas y ya no quieren seguir los pasos de sus padres, según la encuesta ¿Qué quieres ser de mayor?, efectuada a más de 2.000 niños de entre 4 y 17 años por la empresa de recursos humanos Adecco.

El 75% de los menores encuestados consideran más importante trabajar en lo que les gusta que ganar mucho dinero, aunque el 19,8 prefiere tener un buen sueldo, y el 5,3 cree igual de importantes ambas condiciones, señala un comunicado difundido hoy por Adecco.

Las profesiones que más atraen a los niños españoles son, por este orden, las de futbolista, policía, ingeniero y médico, mientras que las niñas se decantan por ser profesoras, veterinarias, médicos o actrices.

Por otro lado, sólo el 5,4 por ciento de los niños quieren ser lo mismo que sus padres, si bien uno de cada cinco (el 20,4 por ciento) desea que sus futuros hijos sigan sus pasos ejerciendo su misma profesión.

Según la encuesta, la mayor parte de los menores está dispuesto a trabajar el tiempo que haga falta, ya que un 77,4 por ciento dice que haría horas extras si fuese necesario, mientras que el restante 22,6 por ciento se negará a hacerlas cuando esté en el mercado laboral.

Antes la familia que le trabajo

Además, casi todos ellos anteponen la familia al trabajo, ya que el 89 por ciento de los encuestados prefieren pasar más tiempo con los suyos que ganar mucho dinero.

El estudio también ha concluido que los niños españoles son conscientes de la importancia de aprender otras lenguas, ya que un 70,8 por ciento piensa que hablar otros idiomas le ayudaría a encontrar un trabajo, y casi todos ellos (el 83,19 por ciento) consideran que la lengua extranjera más importante es el inglés, seguida de lejos por otras como el francés, el chino, el alemán o el ruso.

Además, la encuesta se interesó por otros aspectos, como las preferencias de los niños de cara a sus remotas jubilaciones (se decantaron por cuidar a la familia, no hacer nada y viajar por el mundo) o lo que harían si fuesen "jefes del mundo" (casi todos erradicarían las guerras, la pobreza, el hambre y la violencia o salvarían el medio ambiente).