Lunes, 4 de Agosto de 2008

Un disco para cerrar viejas heridas

Patti Smith y Kevin Shields rinden tributo al fotógrafo Robert Mapplethorpe

VÍCTOR LENORE ·04/08/2008 - 10:11h

Smith y Mapplethorpe en Nueva York en 1977, antes de que se popularizara el look 'heroin chic'.

Más que un amigo, Patti Smith consideraba un alma gemela al fotógrafo Robert Mapplethorpe. Juntos formaron su sensibilidad artística. Mapplethorpe tomó la imagen de Smith que sirvió de portada para su disco más mítico: Horses (1975). Él murió en 1989, a los 42 años, a causa de complicaciones derivadas del sida. Su último deseo fue un viaje para ver la mítica constelación de la Cruz del Sur. Justamente esa excursión sirve de punto de partida a The Coral Sea, el libro de Smith publicado en mayo de 1986 que ahora llega a las tiendas en formato disco. Para darle ambientación musical convenció a Kevin Shields, cerebro de My Bloody Valentine y seguramente el mejor guitarrista de su generación.

En las notas interiores del álbum la cantante afirma: "Después de la muerte de Robert quise darle algo más que mis lágrimas, por eso escribí este libro. La música de Kevin fue un paisaje que me sirvió de apoyo para explorar las emociones que me llevaron a estas palabras". El material recogido en el álbum fue grabado en vivo en dos noches en el Queen Elizabeth Hall de Londres, en junio de 2005 y septiembre de 2006. "El sufrimiento de Robert al saber que iba a morir fue tan profundo que me arrastró con él", recuerda la artista. Smith fue la primera modelo de sus fotografías, aunque se haría famoso por sus imágenes sencillas, crudas y polémicas, que van desde primeros planos de orquídeas a actos homosexuales sadomasoquistas.

La vida artística de Mapplethorpe estuvo salpicada de escándalos. En 1988, la University of Centre England tuvo que soportar una investigación policial por tener en su biblioteca el libro Mapplethorpe (1992), que contenía una imagen de un hombre orinando en la boca de otro. En 1989, la galería Corcoran de Washington suspendió otra exposición al ver su material. Este rechazo llevó al artista Lowell Blair Nesbitt a revocar la donación de millón y medio de dólares que había asignado al centro en su testamento. La Asociación de Familias de América denunció subvenciones que recibía el polémico fotógrafo y compras de sus obras por parte de centros públicos.

Las puntas abiertas

Smith trabaja en la actualidad en un libro de memorias sobre su intensa relación con Mapplethorpe. Se titula Just Kids (cosas de críos, en traducción libre). La llamada madrina del punk afirma que "el dolor es la puerta de acceso a muchas cosas". "En mi vida ya he perdido a mi marido, a mi hermano y a este amigo. También perdí a mis niños, no porque hayan muerto, sino porque han dejado de serlo. Cuando me invade el dolor me obligo físicamente a sonreír. Parece ridículo, pero me siento y me obligo. Al cabo de un rato dices ‘ya vale'. Entonces se pasa".

En una reciente entrevista con el New York Times, Smith, ante la insistencia de la entrevistadora, negó que su imagen fuera calculada. "No, no me dejo las puntas abiertas para parecer una tirada. De hecho, evito ese aspecto. Me acabo de cortar la melena 20 centímetros. Simplemente nunca me ha interesado arreglarme. Casi toda mi vida he tenido el mismo aspecto. De niña odiaba cuidarme el pelo y cambiarme de ropa. Tenía una camiseta marinera y pantalones de pana que llevaba cada día".