Domingo, 3 de Agosto de 2008

La libertad de horarios no seduce

La crisis económica y el verano retraen a las empresas del sector a ampliar las horas de apertura. Los sindicatos se oponen a esta medida

BEATRIZ RAMÍREZ LECHEVALIER ·03/08/2008 - 22:30h

La liberalización de horarios no está teniendo el éxito esperado por la Comunidad de Madrid. Tan sólo Carrefour ha anunciado la ampliación de sus horarios, y con fecha límite, pues la continuación de la medida irá en función de la experiencia del verano. Mercadona va a mantener el mismo horario para toda España, ya que es el que conocen los clientes. Caprabo, Inditex o Alcampo tampoco tienen voluntad de cambiarlo. Por su parte, los supermercados Eroski no van a ampliar los horarios, pues consideran que con el horario actual ya es suficiente.

Uno de los principales motivos por los que la libertad de horarios no ha triunfado radica en la crisis económica. Abrir más horas supone más costes para las empresas, sin saber si van a obtener beneficios. Tampoco el verano es el mejor momento para adoptar medidas de este tipo.Además, el componente social es importante, pues no siempre los trabajadores quieren trabajar más horas. Comisiones Obreras afirma que supone una “declaración de guerra” hacia los trabajadores, ya que, si se aplica, dificultará aún más la conciliación de la vida familiar y laboral. Los sindicatos aseguran que la ley provocará la subida de precios y la precarización del trabajo.

Desde el 12 de julio la Comunidad de Madrid permite que una tienda pueda abrir las 24 horas del día con la entrada en vigor de la Ley de Modernización del Comercio. Los hipermercados Carrefour han ampliado su horario comercial hasta el 30 de septiembre de 9 de la mañana a 11 de la noche, y los festivos autorizados, de 10 de la mañana a 10 de la noche.

La compañía asegura que esta medida es una respuesta a la demanda de los clientes madrileños, que reclamaban un horario más amplio para realizar sus compras, adaptándose así a los nuevos hábitos. Sin embargo, esta decisión podría haber sido aplicada por Carrefour antes de la entrada en vigor de la ley, ya que la Comunidad de Madrid permitía abrir 90 horas a la semana, de 7 de la mañana a 12 de la noche, y con esta iniciativa, los supermercados Carrefour pasan de 76 a 82 horas abiertas, con lo que no habrían excedido el tope . Por otra parte, la nueva ley no trata sólo el horario de apertura y cierre de los comercios, sino que aborda también la simplificación de procedimientos y trámites.

En primera persona

Álvaro, estudiante de arquitectura, está a favor de que abran las tiendas.

Hace un par de noches, paseando por el centro de Madrid, zona comercial por excelencia, pude comprobar que las tiendas cierran en su horario habitual. Caminando por Fuencarral a las diez y media de la noche sólo se ve luz en las tiendas que todavía están recogiendo y “haciendo la caja”.
Adentrándonos en el barrio de Chueca por la Calle Infantas, una pareja contempla un vestido y comentan la posibilidad de ir otro día a probarlo. Se llaman Verónica y Javier. Al preguntarles si entrarían en la tienda para comprar me dicen que si estuviera abierta sí, “pero nunca se nos ocurriría ir de compras a las 11 de la noche”.

En dos horas de paseo, sólo encuentro una tienda abierta, Work Center, que ofrece servicios de reprografía e impresión y abre las 24 horas. De ella sale un chico, Álvaro, que acaba de empezar a trabajar en un estudio de arquitectura. “Que el Work Center abra todo el día me salva la vida, tanto para el trabajo como durante el curso, cuando tengo que presentar mis proyectos. ¡Siempre vengo a altas horas de la noche!”.

Claves

La nueva ley del comercio de Madrid

1. Burocráticas

No hará falta autorización para cambios de titularidad o para la ampliación de los establecimientos, siempre y cuando no superen el 30% de la superficie inicial. La nueva ley suprime la obligada inscripción en diversos registros comerciales, como el de actividades y empresarios comerciales, o los registros de franquiciadores y empresas de venta a distancia. se suprimen también los procedimientos de autorización  para la implantación de determinados  establecimientos minoristas (tiendas de ropa, hogar, deportes...).

2. Grandes establecimientos

Antes los grandes establecimientos comerciales se regulaban dependiendo de su tamaño y de la población en la que se ubicaban, pero a partir de ahora, se simplificará este procedimiento, y serán considerados como tales los de más de 2.500 metros cuadrados.  Además, la resolución de las autorizaciones para establecer un gran  centro  comercial se reduce de 8 a 4 meses.

3. Silencio positivo

Madrid será la primera región en aplicar el llamado “silencio positivo” en las solicitudes de autorización para la apertura de grandes establecimientos, reduciendo a la mitad los plazos. Es decir, si transcurrido el plazo para resolver el procedimiento no se ha obtenido una respuesta, la solicitud se entiende como positiva.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad