Domingo, 3 de Agosto de 2008

Dermatólogo a pie de playa

Una dermatóloga recorre las playas de la Comunidad Valenciana para detectar lesiones sospechosas en la piel de los bañistas

BELÉN TOLEDO ·03/08/2008 - 17:57h

JOSÉ NAVARRO - La dermatóloga, en acción.

Ya no hay excusas para someterse a una revisión dermatológica, ni siquiera cuando uno toma el sol en la playa. La dermatóloga Alicia Peris está recorriendo durante los meses de verano las playas del País Valenciano para que, en diez minutos y a pie de playa, el bañista pueda saber si alguno de sus lunares o pecas es sospechoso de convertirse en un cáncer.

La iniciativa, financiada por la Generalitat Valenciana y organizada por la Asociación de Prevención del Melanoma, funciona desde hace 9 años en la comunidad. De las 72.000 personas atendidas en este tiempo, un 12% resultaron tener lesiones que podían acabar en melanoma.

La consulta funciona de lunes a viernes, de 10:30 a 13:30 horas. Peris pregunta al bañista sus antecedentes familiares, revisa una a una las marcas en la piel y le enseña a observar su propio cuerpo e interpretar las señales de peligro.

“Hay que vigilar si los lunares presentan asimetría, bordes irregulares, cambios de coloración o un diámetro superior a los 6 milímetros”, señala Peris. Las personas con alguna de estas lesiones son derivadas a un especialista en un máximo de diez días.

Peris afirma que cada año su trabajo es más fácil porque “la gente está más concienciada” y “cada vez son más los que evitan las horas más fuertes de sol o usan cremas protectoras”.

Noticias Relacionadas