Domingo, 3 de Agosto de 2008

Veinte muertos en un atentado en Somalia

Según testigos presenciales, una bomba, que estaba escondida debajo de unos desperdicios, explotó junto a un grupo de mujeres que estaban limpiando las calles de la capital

AGENCIAS ·03/08/2008 - 17:03h

REUTERS - Una gran cantidad de heridos tuvieron que ser atendidos de forma urgente tras el atentado.

Al menos 20 personas murieron hoy y otras 40 resultaron heridas en un atentado con bomba en la capital de Somalia, informaron fuentes hospitalarias.

Según testigos presenciales, la bomba, que estaba escondida debajo de unos desperdicios, afectó principalmente a un grupo de mujeres que estaban limpiando las calles de la ciudad.

La explosión se produjo en la carretera de Dakba, por la que circulan diariamente las fuerzas etíopes y de la Unión Africana que están desplegadas en la capital de Somalia.

Hassan Hareed, que presenció la explosión, dijo que oyeron un fuerte estruendo, y cuando se dirigieron al lugar de los hechos "docenas de mujeres yacían en la carretera". "La mayoría de las mujeres murieron ahí mismo", añadió Hareed.

No se descarta que ascienda el número de víctimas mortales y el subdirector del Hospital de Malina, Dahir Mohamed, confirmó que atendieron a 35 heridos y en su mayor parte están en estado grave.

"Gran parte de las 35 personas que hemos atendido son mujeres y niños, y casi todos están graves", dijo Mohamed.

Crisis política 

El atentado se produce mientras el país se suma en una crisis política tras el anuncio de la dimisión de 10 de los 15 ministros de su gobierno de transición. 

Ninguna agrupación ha reclamado la autoría del atentado, aunque el portavoz de la policía del Gobierno provisional de Somalia, el coronel Abdulahi Hassan Barrise, ya ha acusado a los radicales islámicos de Alshabab de ser los causantes de la matanza.

"Esto es un acto terrorista, y detrás de él está Alshabab", dijo Barrise a los medios de comunicación. "Quieren aterrorizar a las mujeres para que no vayan a recoger la basura, y así ellos pueden utilizar los desperdicios para esconder las bombas", añadió.

Atentados precedentes 

Una explosión similar mató hace 48 horas a un soldado de las fuerzas de paz de la UA de Uganda que estaba buscando minas antipersonales en la carretera que lleva al aeropuerto.

Somalia vive en un estado de anarquía y carece de un gobierno eficiente desde que el dictador Mohamed Siad Barré fuera derrocado en 1991.

En 2006, el Gobierno provisional de Somalia pidió la ayuda de las tropas etíopes cuando los Tribunales Islámicos, una milicia islamista, se hizo con el control de buena parte del país.

Varias agrupaciones pro derechos humanos han informado de que el pasado año, al menos 6.000 personas murieron y cientos de miles se vieron forzadas a huir como resultado de los enfrentamientos entre el Gobierno provisional y los Tribunales Islámicos.

Aunque el pasado 9 de junio ambas partes firmaron un acuerdo de paz, los atentados no han cesado puesto que Alshabab, la facción más radical de los islamistas, proclama que no abandonará la lucha armada hasta que las tropas etíopes salgan de Somalia.