Sábado, 2 de Agosto de 2008

Unidos contra el tráfico de drogas

Los presidentes de seis países latinoamericanos se reúnen en Colombia para estudiar planes conjuntos contra el narcotráfico, la producción y el consumo

AGENCIAS ·02/08/2008 - 09:07h

Guillermo Legaria - EFE - A la Cumbre Regional Ampliada sobre el Problema Mundial de las Drogas, Seguridad y Cooperación del Caribe, Centroamérica, Colombia, México y Venezuela, acudieron veinticuatro países de la región y se llegó a la conclusión e sacar un plan de acción contra el narcotráfico.

Los delegados de 24 países del Caribe, entre ellos seis presidentes, firmaron este viernes en Cartagena una declaración en la que piden mantener el esfuerzo mundial contra el narcotráfico y urgen a los donantes a aumentar los recursos de cooperación.

De ese modo, los países latinoamericanos y caribeños institucionalizarán la Cumbre Regional Antidrogas, a la que concurrieron hoy en Cartagena seis presidentes de la región, que conformaron con México, República Dominicana y Colombia la troika que pondrá en actividad esta nueva herramienta de integraión.

Se hace "un llamado urgente a los gobiernos donantes así como a los organismos multilaterales" a que "incrementen la asistencia financiera, técnica y de cooperación otorgada a nuestros países", dice la declaración, que recordó que el combate al tráfico ilícito ha provocado una "creciente violencia".

La reunión se realizó finalmente con la ausencia del mandatario venezolano Hugo Chávez, que había anunciado el jueves que viajaría a la reunión en el balneario de Cartagena, al norte de Colombia, pero cambió de planes a último minuto alegando la necesidad de atender su agenda interna.

Cooperación contra el narcotráfico 

La reunión fue instalada por los presidentes Leonel Fernández (República Dominicana) y el anfitrión Alvaro Uribe, que invitaron a los países de la región del Caribe --por la cual según el gobierno colombiano circula 55% de las drogas hacia EEUU-- a afinar los instrumentos de cooperación judicial e incluso de operaciones conjuntas contra las mafias del narcotráfico.

El compromiso de trabajar en la formación de este mecanismo surgió de una iniciativa del gobernante colombiano, Álvaro Uribe, quien previamente propuso la creación de un "órgano ejecutivo, sin burocracia".

Uribe lo planteó en la Cumbre Regional Ampliada sobre el Problema Mundial de las Drogas, Seguridad y Cooperación del Caribe, Centroamrica, Colombia, México y Venezuela, cita de menos de un día que fue preparada desde el pasado miércoles por delegaciones de 24 países de la Gran Cuenca del Caribe.

Próximos encuentros 

En la Cumbre formal participaron los presidentes de El Salvador, Elías Saca; Guatemala, Álvaro Colom; México, Felipe Calderón; Panamá, Martín Torrijos, y República Dominicana, Leonel Fernández, además de Uribe.

El gobernante colombiano justificó la conformación de la troika en el hecho de que República Dominicana acogió en marzo de 2007 la primera cita de esta naturaleza y Colombia la segunda, mientras que México se ofreció para organizar la tercera, el próximo año, lo que fue aceptado.

La institucionalización de esta Cumbre Regional Antidrogas se unió a las tareas que se trazaron las delegaciones de los países en la Declaración de Cartagena, adoptada hoy junto a un plan de acción.

En el primer documento, todas ellas asumieron el compromiso de crear o fortalecer observatorios nacionales de drogas en conjunto con el Observatorio Interamericano de Drogas u "otras instancias de cooperación bilateral o multilateral que faciliten la participación de los Estados interesados".

El propósito de estos centros nacionales es el de "desarrollar sistemas de información y estadísticas que apoyen la toma de decisiones y definición de políticas nacionales para contrarrestar el problema mundial de las drogas y sus delitos conexos", según la declaración.