Viernes, 1 de Agosto de 2008

Desaparece misteriosamente un crítico gastronómico tras cenar en El Bulli

Pascal Henry salió un momento del restaurante, pero no volvió. La policía investiga los hechos

YERAY CALVO ·01/08/2008 - 18:08h

La policía investiga la misteriosa desaparición de Pascal Henry, un aficionado convertido en crítico gastronómico que fue visto por última vez cenando en El Bulli, el prestigioso restaurante de Ferrán Adrià.

El gastrónomo suizo, aconsejado por amigo y mentor, el chef francés Paul Bocuse, pretendía visitar los 68 restaurantes galardonados con tres estrellas Michelin en apenas dos meses. Para ello había ahorrado durante mucho tiempo.

Su viaje comenzaría el cinco de mayo en el restaurante de Bocuse. Según diferentes medios, su colega Bocuse pedía a sus amigos que le dispensaran un buen trato allá por los establecimientos por los que pasaba. El restaurante de Ferrán Adrià era la etapa número 40 de Henry, de 46 años.

Según han confirmado los Mossos d’Esquadra a Público, los hechos ocurrieron el pasado 12 de junio. El suizo acabó de cenar con toda normalidad y salió del restaurante justo antes de medianoche, en busca de una tarjeta que quería entregar a los responsables de El Bulli. Pero no volvió.

El gastrónomo se dejó en su mesa un sombrero, unas fotografías y una libreta en la que anotaba sus críticas gastronómicas. En ese bloc de notas recogía las firmas de los mejores chefs del mundo, con un listado de los platos que había degustado hasta el momento.Fue al ver el sombrero cuando se dieron cuenta de que se había marchado. “Acabó de cenar, dijo que salía un momento a buscar una tarjeta de visita y ya no volvió”, confirmaba Juli Soler, socio de Adrià. Desde entonces, nada se ha sabido de su paradero. Sus reservas en los 28 restaurantes que aún tenía pendientes nunca fueron utilizadas. Su próximo destino era el País Vasco.

Tras la desaparición, los Mossos empezaron a investigar el caso pese a no tener constancia oficial de su desaparición. Sería la Interpol la que posteriormente formalizaría la denuncia en Suiza. Según confirma el diario The Independent, fue uno de sus tíos el que dio la voz de alarma sobre su desaparición. Desde entonces, la policía ha rastreado la zona cercana al restaurante y han tratado, sin suerte alguna, de hallar alguna pista sobre su paradero.“No puede haber desaparecido en el aire y abandonado su libro de notas”, explicaba su amigo Bocuse al conocer la noticia. No obstante, Henry había desparecido otras veces durante semanas sin dar señales de vida, cosa que no ayuda a esclarecer el caso. Al parecer, una vez viajó a EEUU de turismo y desapareció durante varios meses.