Viernes, 1 de Agosto de 2008

Los médicos participan en torturas en más de 100 países

El 'British Medical Journal' pide que se persiga judicialmente a los facultativos implicados en castigos a detenidos 

MANUEL ANSEDE ·01/08/2008 - 00:01h

Un detenido en Guantánamo, en junio. AFP

Tras el fin de la dictadura, la Sociedad Médica de Chile inhabilitó a seis médicos que habían supervisado torturas en el régimen de Augusto Pinochet. Fue un caso excepcional. En la actualidad, más de 100 países aprueban el uso de la tortura y más de la mitad de los supervivientes de los martirios asegura que un médico estaba presente para vigilar las palizas. El British Medical Journal pidió ayer en su editorial que se procese judicialmente a los doctores que participan en torturas o en cualquier otra forma de trato denigrante o inhumano.

El profesor de medicina Steven Miles, del Centro de Bioética de la Universidad de Minnesota (EEUU), asegura en la revista que hay más médicos implicados en torturas que en la recuperación de los torturados. Las sociedades médicas de todo el mundo han suscrito códigos, como la Declaración de Tokio de la Asociación Médica Mundial, que prohíbe a los médicos aceptar este tipo de castigos. Sin embargo, según Miles, en la práctica se hace la vista gorda y los facultativos están exentos de cualquier sanción. El editorial señala, además, que las sociedades médicas son muy activas a la hora de acusar a médicos extranjeros, pero dejan de actuar cuando se trata de profesionales nacionales.

"Los gobiernos que practican la tortura necesitan doctores. Los médicos cómplices no deben permanecer impunes, sabiendo que pueden violar la sociedad civil y la ética médica", concluye Miles.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad