• Descubren que el 'Beethoven japonés' era un farsante

    06/02/2014 18:21 // Mike Holmes Comparte en facebook Comparte en twitter Comparte en google plus Comparte en tuenti

    El compositor de Resident Evil u Onimusha encargó a su profesor de música que creara sus famosas obras.

    Autor: Mike Holmes - Gamereactor.es

    Mamoru Samuragochi, compositor conocido como el "Beethoven japonés", ha sido destapado esta semana como un fraude.

    Samuragochi fue acreditado como el responsable de escribir las bandas sonoras de títulos como Resident Evil u Onimusha, así como de componer la pieza Hiroshima Symphony No. 1, dedicada a las víctimas de la explosión atómica de 1945.

    Pero parece que lo único que ponía el nipón era la firma (al menos en la última década y media), pues ahora se ha sabido que Samuragochi, que supuestamente perdió su capacidad auditiva hace 15 años pero siguió trabajando gracias a lo que definía como un "tono incuestionable", en realidad estaba encargando al profesor de música tokiota Takashi Niigaki que compusiera la música para él.

    En un evento de prensa (cubierto por ABC), Niigaki ha confirmado haber escrito más de 20 piezas para Samuragochi durante casi dos décadas, echándose al bolsillo unos 77.000 dólares en el proceso.

    "Le dije varias veces que deberíamos dejar de hacer esto, pero nunca se dio por vencido", ha contado el profesor a la prensa. "Además, dijo que se iba a suicidar si dejaba de componer para él".

    Pero el chantaje emocional no fue suficiente para acallar a Niigaki una vez descubrió que ciertas piezas que había compuesto las iba a emplear el atleta Daisuke Takahashi en los inminentes Juegos de Invierno, dando el crédito al farsante.

    "Me preocupaba que incluso Takahashi, que iba a representar a Japón en los Juegos, se iba a usar para reforzar las mentiras que montamos Samuragochi y yo", ha confesado el verdadero artista.

    De hecho, Niigaki ha llegado a sugerir que Samuragochi ni siquiera está sordo: "nunca me ha parecido que estuviera sordo desde que nos conocimos. Entablamos conversaciones normales. No creo que esté discapacitado. Al principio actuaba conmigo como si hubiera sufrido una pérdida auditiva, pero dejó de hacerlo eventualmente. Me dijo, después de que se descubriera la música para los videojuegos, que seguiría interpretando el rol [de una persona sorda]".

    Si bien el compositor fraudulento no se ha pronunciado personalmente, su abogado asegura que "lo siente profundamente por haber traicionado a los fans y decepcionado a otros. Sabe que no puede poner ninguna excusa por lo que ha hecho. Está mentalmente consternado y no está en condiciones de expresar adecuadamente sus propios pensamientos".

    Fuente original: Gamereactor.es

publicidad
PUBLICIDAD