• Sociable Soccer - impresiones Acceso Anticipado

    19/11/2017 13:00 // Jon Newcombe Comparte en facebook Comparte en twitter Comparte en google plus Comparte en tuenti

    Hemos estado dándole a la pelota como si fuera 1994.

    Autor: Jon Newcombe - Gamereactor.es

    Sociable Soccer es una vuelta atrás a los primeros simuladores de fútbol en los que los gráficos realistas, la inteligencia artificial y las físicas complicadas no se consideraban una cuestión importante. En cambio, buscaban ser una experiencia entretenida que de alguna forma recordara a un deporte de verdad. Sociable Soccer se inspira en Sensible Soccer, y al igual que éste, no es que sea muy delicado.

    Regatear es incómodo porque pierdes el balón cuando cambias de dirección bruscamente. También puedes manipular la trayectoria curva de la pelota después de pegarla, así que salen a unos tiros y unos pases espectaculares, pero también te pueden salir disparado a ninguna parte y que nunca llegue al compañero que esperabas. Los que hacen entradas abajo derrapan varios metros a través del campo y la diferencia entre una falta y una entrada parece arbitraria. Los tiros desde el centro del campo también vale, y lo mismo te entra desde ahí que la echas fuera o al palo cuando estás en boca de gol. Puede que esto suene a quejas, pero en realidad es gran parte de la gracia y de la identidad de Sociable Soccer.

    El juego ofrece más de 1.000 equipos y 30.000 jugadores, pero no esperes hacer una alineación con el Real Madrid de Cristiano Ronaldo y Karim Benzema. Dado que no poseen ninguna licencia oficial, Sociable Soccer juega con "Madrid Blancos" y mete goles con "Ronelbo" y "Banzena". Puede que estos nombres tan poco realistas molesten a más de uno, pero los aficionados al fútbol probablemente aprecien o al menos sean un poco comprensivos con el esfuerzo porque estos nicks sean lo suficientemente parecidos como para saber qué jugador de la vida real representa cada uno.

    Existen diferentes formas de jugar: partidos amistosos, ligas, torneos y un modo llamado boss mode. En éste ganas monedas que puedes usar para desbloquear equipos y modos más difíciles para un mayor desafío. Es una buena forma de motivar a los jugadores y estamos interesados en ver cómo funcionará cuando el producto final llegue al mercado.

    Antes de cada partido puedes hacer cambios tácticos, como hacer que tu equipo se centre en el ataque o sea más defensivo. En un momento concreto, probamos a cambiar la disposición de los jugadores entre partidos y menudo destrozo. Afortunadamente, la personalización de las tácticas es intuitiva y fácil de usar. Así que, si metes la pata, sólo llevo un momento corregirlas y hacer que vuelvan a como estaban antes de haber trastocado todo.

    Los partidos son muy rápidos, un portería a portería constante. Hay cuatro botones de control: "pasar", "chutar", "recortar" y "disparar", cada uno con una potencia que varía según cuanto tiempo mantengamos pulsado el botón. Fundamentalmente sólo necesitamos usar "pasar" y "chutar" pero se agradece que los desarrolladores hayan incluido variedad en el sistema de control. También hay un botón para esprintar y uno que permite un rápido cambio en la formación sin poner en pausa el juego. Se puede jugar con un mando o con un teclado, pero los controles del teclado no son muy intuitivos (izqd-ctrl, a, z, x son los botones). Nos gustaría haber tenido la opción de configurarlos nosotros mismos.

    La IA no está bien conseguida. Quedó claro cuando jugamos con el Newport y ganamos al Madrid Blancos. No perdimos ni un partido contra la IA durante toda la experiencia y esta falta de desafío limita la rejugabilidad. Además, no hay estadísticas del partido y nos hubiera gustado ver cuántos disparos a puerta y cuántos pases habíamos hecho con éxito. Tampoco sabemos a ciencia cierta si se pueden los jugadores se pueden lesionar y es que jugamos un partido con la intención de lesionar al rival. No es que recreáramos las jugadas de Pepe en el Real Madrid, sólo queríamos comprobar si podían darse las lesiones. Nos sacaron unas cuantas tarjetas amarillas y una roja pero nunca salieron los camilleros. Eso sí, recordando siempre que estamos en el Acceso Anticipado y faltan cosas.

    La presentación con gráficos pixelados es un punto a favor para Sensible Soccer. Los menús son claros y fáciles de utilizar, con un estilo artístico agradable que es constante durante todo el juego. En los partidos, los jugadores tienen el aspecto de serlo. En nuestra opinión los gráficos están a la par del simulador de Football Manager, es decir, que no está mal pero tampoco te deja con la boca abierta. Hay un par de opciones para la cámara: "3D" o "2D". A decir verdad, son más de "arriba-abajo" parecidas al Sensible Soccer o "de lado en el campo" como las cámaras por defecto en FIFA o PES.

    En cuanto al aspecto técnico, notamos algunos problemas. En máquinas de baja gama, cuando aparecen sombras se produce una ralentización importante. En otra ocasión, se produjo un bug y los jugadores se congelaron en el sitio por un momento. Tampoco fue un drama, simplemente desactivamos las sombras y el problema de congelación de la imagen sólo ocurrió un par de veces, arreglándose por sí solo en cuestión de segundos. Se produjo otro bug durante la celebración de los jugadores en la repetición del gol. Aunque fue divertido verlos moviendo el brazo mientras jugaban un par de pases y disparaban más allá del portero, es un ejemplo de los problemas de animación que necesitan mejorar antes del lanzamiento completo de Sociable Soccer.

    No nos importa que el árbitro se encuentre fuera del campo, pero nos hubiera gustado ver alguna animación mientras saca las tarjetas amarillas y rojas, en lugar de la señal de color que aparece por encima de los jugadores. Los porteros a penas se mueven, así que la sensación de triunfo que deberíamos tener después de marcar un gol se oscurece por la sensación de que el portero ha olvidado lo que tenía que hacer. Además, parecen reacios a usar las manos, lo que es un poco extraño. Con un poco de suerte, el producto final incluirá ciertas animaciones.

    Por el momento, Sociable Soccer sigue en early access y es justo decir que aún hace falta alguna mejora antes del lanzamiento del producto final. Se ve y se siente como Sensible Socces, así que cumple su objetivo, aunque podría decirse que le faltan los matices y la profundidad del mejor de la saga Sensi: Sensible World of Soccer, que presenta equipos personalizados por los jugadores, una liga mundial que representa todo un desafío y un sistema completo de transferencia de jugadores.

    Donde Sociable Soccer quizás pueda destacar por sí mismo es en el modo multijugador online, que no estaba preparado para estas impresiones. Es posible que su naturaleza para jugar en cualquier momento y los controles simples puedan derivar en una situación en la que principiantes y pros puedan disfrutar por igual de esta experiencia. Ya hemos visto que este tipo de jugabilidad ha tenido un efecto increíble en Rocket League, que ha permanecido en lo más alto de la lista de ventas de Steam nada menos que 28 meses. Sólo el tiempo dirá si ocurre lo mismo con Sociable Soccer. Y dado que el nombre incluye "sociable", esperamos que sea un aspecto en el que se centren los desarrolladores.

    Fuente original: Gamereactor.es

publicidad
PUBLICIDAD