• South Park: Retaguardia en Peligro - impresión final

    07/09/2017 18:00 // Sam Bishop Comparte en facebook Comparte en twitter Comparte en google plus Comparte en tuenti

    Los chavales ya no juegan a vivir en un mundo de fantasía, ahora les va el rollo de los superhéroes, y eso trae muchos cambios.

    Autor: Sam Bishop - Gamereactor.es

    South Park: La Vara de la Verdad nos trajo a estos desvergonzados personajes de dibujos animados a los videojuegos en un formato RPG muy particular, que permitía liberar sus guiones con un planteamiento jugable entretenido y gustar tanto a los seguidores de los personajes como a los jugadores en general. Por eso había tantas ganas de que volviera y se está haciendo tan larga la espera por este South Park: Retaguardia en Peligro, que va a llegar con casi un año de retraso.

    Cuando arrancamos esta nueva toma de contacto, ya con el juego que vamos a recibir en breve, no tardamos en comprobar que Ubi está siendo fiel a la tradición de humor ofensivo de estos dibujos animados. Básicamente, en el mismo editor de personajes. Una vez que terminas de darle el aspecto aparece una barra para escoger dificultad. ¿Y cómo representar lo dura que va a ser tu vida? Con el color de piel, si quieres que tu día a día en el juego sea chungo, vas a tener que ser negro. Solo con eso ya nos puso en alerta, de la buena.

    Puyas aparte, este editor nos dio la sensación de ser un poco limitado, con una selección de prendas corta y pocos elementos de cambio, aunque después supimos que esto es así porque es el principio, pero después van apareciendo más objetos y más opciones de personalización para que tu viaje heroico vaya cobrando sentido. Hay que tener un poco de paciencia.

    Del menú inicial pasamos directamente a tener unos poderes gigantescos (quienes jugaron al anterior se imaginan por qué), en un escenario en el que poner a prueba el nuevo sistema de combate en cuadrículas, antes de entrar por primera vez en el patio trasero de la casa de Eric Cartman. En ese momento entra en escena vestido como El Mapache para informarnos de un terrible crimen que acaba de ocurrir. Justo ahí comienza una aventura de superhéroes, con los chicos dentro de su guarida.

    ¿Y cómo puede ser que este 'niño nuevo', que ni siquiera habla, se cuele en la pandilla de South Park? Pues a través de Coonstagram. Pero antes de eso, hay que escuchar a Cartman contar tu historia, algo que nosotros no vamos a hacer aquí, pero que es muy divertida. También nos ayuda a aprender los elementos básicos del combate a través de un tutorial, y hay que hacerlo porque hay cosas importantes como la división en dos partes. La división del terreno en cuadrículas implica que los enemigos pueden venir por los dos lados, pero también que es más fácil planear tácticas.

    Más adelante tuvimos la ocasión de probar un duelo junto a tres aliados y nos demostró lo bien equilibrado que está entre diversión y accesibilidad. Cada personaje tiene cuatro habilidades, ya sean de ataque o de defensa, como por ejemplo proteger a compañeros, y la primera tarea escombinarlas para comprobar los efectos que producen. Como un ataque de pedo que daña a tres enemigos con efecto prolongado. Teniendo en cuenta que había multitud de personajes en el selector aún no disponibles, parece que habrá muchas alternativas y combinaciones en la selección de superequipo.

    Volviendo a la red social de esta entrega, que ha sustituido a Facebook, la primera tarea antes de nada es salir a la calle a hacerse fotos con la gente para ganar followers para la causa. Es algo que vas a tener que tener presente durante todo el juego, parece ser, pero al menos en una situación de tiempo limitada como esta nos cansamos pronto de la tarea y nos fuimos a la misión principal. Además, hay gente que pasa de ti hasta que alcances cierto nivel.

    Estos primeros minutos son un poco ñoños. Pero hay que hacerlo para poder salir al mundo abierto, a completar las tres misiones propuestas. La primera, en la escuela, era para escoger nuestra sexualidad y afrontar una situación u otra en función de la respuesta. Un tema polémico en la actualidad del que hacen mofa, pero al fin y al cabo esa es la forma de denunciar (o no) de esta serie.

    Otra de las misiones nos llevó a buscar a Mosquito, un colega de superprofesión que había sido embaucado por las chicas de un sitio que imita a los restaurantes Hooters. Que vayan ligeras de ropa no impide que estas camareras puedan luchar, y además tienen el poder de persuadir a tus aliados y volverlos contra ti temporalmente.

    Tercera y última misión de esta demo, en una iglesia y concretamente de religión. Fue la que más nos gustó y por eso nos pensamos contar nada, pero dejamos en vuestra imaginación pensar qué barbaridades se les pueden haber ocurrido a los guionistas para una situación como esta. Pues no, peor.

    Lo que más nos ha llamado la atención en esta última toma de contacto con el juego es la escala y la ambición que presenta. El mapa de South Park sirve para que nos hagamos a la idea de la gran cantidad de sitios que hay para explorar, aunque también pudimos comprobar que muchos no se van a ir abriendo hasta que tengas las habilidades necesarias para que la progresión sea ordenada. Se puede viajar por él a pie mediante puntos de guardado, y entre medias puedes combatir con pandillas, con 'ninjas' o con otros grupos.

    Hay que recordar que durante todo este paseo no dejan de aparecer chistes y bromas o sencillamente diálogo normal a su manera. Como prestas atención, te vas metiendo más y más en el título, y no hablamos solo de escenas de vídeo, también de las propias conversaciones entre personajes durante un combate. Y ojo, en tres horas de partida no encontramos ni una sola frase repetida, todo un logro.

    Salimos de esta larga sesión de juego con South Park: Retaguardia en Peligro tan sorprendidos como satisfechos. Por mucho que te puedas esperar el tipo de contenido al que vas a jugar, te sigue sorprendiendo porque al llevarlo a lo concreto no sabes por dónde va a salir. Bueno, la ESRB nos ha dado un par de pistas con su descripción que incluye "decapitación", "defecando", "acto de sexo oscuro" y otras comillas que suenan igual de fuerte. Añade un sistema de combate rehecho y un mundo abierto que explorar con puntos conocidos y lo único que queremos es que llegue por fin a las tiendas.

    Fuente original: Gamereactor.es

publicidad
PUBLICIDAD