• Sonic Forces - primeras impresiones

    17/05/2017 10:06 // Sam Bishop Comparte en facebook Comparte en twitter Comparte en google plus Comparte en tuenti

    Sega acaba de romper todos sus cánones con el editor de personajes de Sonic Forces. ¿Funciona? Vamos a comprobarlo.

    Autor: Sam Bishop - Gamereactor.es

    Nos ha costado mucho guardarlo en secreto, porque hace ya bastante tiempo que probamos Sonic Forces. Jugamos por primera vez el mismo día que Sonic Mania, del que ya os hemos traído antes estas impresiones, aunque no estaba en un estado tan completo y avanzado. Por suerte, contábamos con la presencia de Jim Dyer, productor del título, para ofrecernos las respuestas que nos iban surgiendo a medida que nos íbamos enterando de las novedades. Sobre todo de la que vosotros acabáis de conocer, un editor para crear tu propio personaje y usarlo como tercer héroe, como completo a los Sonic moderno y clásico.

    Muy sincero, Dyer comenzó diciendo que saben de sobra que la reputación de su mascota ha ido cayendo en los últimos años, sobre todo por culpa de los juegos tridimensionales porque algunos no han alcanzado la calidad esperada. Por eso, con esta nueva entrega van a intentar ofrecer algo distinto. Sin embargo, nosotros no hemos notado tanta, tanto diferencia en muchos de los aspectos del título. Por ejemplo, el estilo artístico puede que sea un poco más oscuro, pero sigue presentado a un Sonic muy parejo al de otras entregas, así que no se puede hablar de un gran lavado de cara desde ese punto de vista. Técnicamente no era una demo impresionante, pero sí dejó destellos de calidad en aspectos como los efectos del combate o los reflejos del agua al pasar sobre un charco, un ejemplo del grado de detalle y refinamiento que el Team Sonic ha puesto a esta entrega en contraste con algunas de las últimas, lanzadas a medio acabar.

    Tampoco se puede hablar de una revolución en la jugabilidad a tenor de lo que tuvimos presente. Como habéis podido ver en los vídeos, combina conceptos clásicos y nuevos, es decir, secciones de juego en 3D con la cámara trasera cargadas de velocidad y acción y sección en falso 2D, con la cámara lateral, en las que predominan las plataformas. El cambio se producen en función de la sección del nivel en la que te encuentres, mediante una transición rápida que se activa de forma automática al llegar a un punto concreto del escenario. Pero no hay que confundirlos con los niveles 2D puros del Sonic clásico que también ofrece esta misma entrega. Por tanto, podemos hablar de tres estilos más que de dos.

    No fue una sesión de prueba muy larga, lamentablemente, tan solo unos minutos de partida en la ciudad arrasada que conocimos en el primer gameplay de Sonic Forces. Tuvimos la ocasión de manejar al Sonic moderno entre las ruinas para comprobar la altísima velocidad que es capaz de alcanzar en cuestión de segundos, probablemente la mayor de su historia. O al menos esa sensación transmite apoyándose en un efecto blur marcadísimo sobre el escenario que queda alrededor del personaje, como si de la turbulencia de una turbina se tratara.

    No hay tantos cambios en la forma de afrontar el nivel. La nueva entrega sigue siendo un reto de control y reflejos para saber encontrar el camino adecuado y no tropezar con obstáculos y enemigos. Apreciamos que hay un número algo más elevado de rivales a tener en cuenta, aunque colocados de forma que podamos sacarle el mayor partido al homing attack y nos ayuden a llegar a otros puntos del mapa a los que no se accede saltando o con su nuevo gancho. Como el combate no es espectacular, han tratado de decorarlo con unos efectos de partículas muy llamativos a la hora de ejecutar que pueden pasar fácilmente inadvertidos.

    Sega lleva muchos años de desarrollo y se nota en la gran cantidad de pequeños detalles que denotan mimo y cuidado. La destrucción es una parte imprescindible del mapa porque nos sitúa en este punto crítico de la historia, y como tal nos hace partícipe. Era un escenario con transformaciones dinámicas repleto de cortinas de humo y fuego muy bien recreadas.

    Somos parte de la destrucción porque el poder de los personajes parece haber aumentado. Entre coleccionables de toda la vida como anillos normales y aros rojos están las cápsulas con Wisps para conseguir habilidades extra. Son pequeñas criaturas inventadas para Sonic Colours que prestan su poder durante unos segundos para combatir o atravesar zonas como tierra o aire. Y, aquí es donde llegamos a esa gran novedad con la que arrancamos las impresiones, el personaje propio.

    Caras de sorpresa por todos lados cuando Dyer presentó a ese tercer héroe, el personaje del jugador. Rápidamente se puso a demostrar cómo funciona el editor, tan simple como un ropero en el que ir vistiendo a un animal antropomórfico con prendas dedicadas a las seis o siete secciones que han fijado para cada cuerpo. Muchísimas prendas e ítems, impresionante. No quiso contarnos si son meros cambios cosméticos o si van a influir en las capacidades y habilidades de los personajes. Por el momento, lo único que nos tocaba saber es que cada una de las siete especies animales conlleva un poder único:

    • Lobo: atrae automáticamente los anillos a su alrededor.

    • Conejo: su tiempo parpadeando tras un toque es más duradero.

    • Gato: siempre tiene un anillo después de recibir un golpe.

    • Perro: resucita con cinco anillos tras morir.

    • Oso: lanza a los enemigos lejos con su homing attack,

    • Pájaro: llega más alto con su doble salto.

    • Puercoespín: recoge anillos cuando sufre daño.

    Aunque os hemos contado mucho, salimos de la presentación con la sensación de que no sabemos demasiado del nuevo Sonic. Sí, por fin conocimos al tercer personaje con la gran sorpresa de que somos nosotros, algo inimaginable hace cuatro días. Y además pudimos ver un nivel en detalle y comprobar el enorme detallismo que Sega está poniendo, que nos hace tener muchas esperanzas de que por fin un juego de la saga va a llegar bien acabado. Pero ni hemos conseguido sensaciones plenas de sus varios tipos de gameplay, ni hemos saboreado los Wisps, ni hemos visto la variedad de escenarios que esperamos que tenga. Así que nos vamos al E3 2017 con muchas ganas de meterle mano otra vez, porque, esta vez sí, Sonic Forces viene fuerte y con ganas de resarcirse cuando se estrene en PS4, Xbox One y Nintendo Switch a finales de año.

    Fuente original: Gamereactor.es

publicidad
PUBLICIDAD