• Cajitas micro para Nintendo Switch, del home-made al plástico

    17/03/2018 13:00 // Sergio Figueroa Comparte en facebook Comparte en twitter Comparte en google plus Comparte en tuenti

    Las pequeñas tarjetas de memoria diseñadas por Nintendo son tan fáciles de perder como una microSD, pero hay soluciones.

    Autor: Sergio Figueroa - Gamereactor.es

    Nintendo ha apostado por lanzar los juegos de Switch en formato tarjeta de memoria propietaria (los cartuchos de siempre no eran más que esto en grande) para evitar los problemas de espacio en el hardware y de lectura en movimiento que acarrea el formato óptimo. No sin efectos negativos, porque a cambio el precio de fabricación es más caro y algunos vendedores están trasladando ese pequeño sobrecoste a los compradores con excesos. Además de momento no hay tarjetas para juegos de gran capacidad y algunos llegan partidos, como Doom o L.A. Noire. Como la consola trae un disco duro pequeño, al final toca comprarse una microSD (os ayudamos a escoger con este artículo).

    Cajitas individuales

    ¿Y cómo transportar varias tarjetas sin sacar sus cajas y sin perderlas? Además de los espacios de almacenamiento de algunas fundas, hay compañías que están lanzando cajas de varios tamaños para guardar juegos de Nintendo Switch que facilitan su transporte. El último modelo es una microcajita de lo más vistoso que no está a la venta, pero nos ha animado a explorar el mercado. Estas son las que se ha fabricado el lector Mahir de Kotaku. Tienen el tamaño mínimo posible, pero contienen todos los detalles del diseño original tras una adaptación de su portada y contraportada. Son tan prácticas para el transporte como bonitas para colección.

    Como la mayoría de nosotros no tenemos ni la maña ni los materiales para hacer algo así, hemos encontrado unas que son semejantes y que sacará a la venta en abril el fabricante Max Limited, al menos en Japón. Las cajas de su serie Nintendo Switch Pocket Mini Case miden un tercio del tamaño original, respetan el diseño original y cuentan además con una pequeña cadena para sujetar el producto. Pero están más limitadas porque por el momento solo ha presentado cinco modelos, cada uno de ellos tematizado con uno de los cinco grandes lanzamientos first party: Splatoon 2, Super Mario Odyssey, Mario Kart 8 Deluxe, The Legend of Zelda: Breath of the Wild y Arms.

    Esos dos formatos son lo más elaborado que hemos encontrado respetando el aspecto original de las cajas de Switch. Lo más parecido a los modelos anteriores en plan genérico son las Switch Game Cases individuales de Big Ben Interactive. Ya tiene a la venta un set con seis fundas para un cartucho cada una. Están fabricadas en plástico y varían en color, pero no hay referencia algunas a los juegos. La ventaja es que, al ser traslúcidas, se puede ver lo que hay en su interior.

    Cajas para varias unidades

    A partir de aquí, se abre un enorme abanico de posibilidades, casi tan amplio como el de fabricantes de productos para Switch, ya que las compañías de periféricos y accesorios se han volcado con la consola debido a su éxito y al filón que ofrece su portabilidad. Quienes prefieran guardar los juegos en bloque, tienen muchas alternativas en material, acolchado, tamaño y versatilidad. Un aspecto a tener en cuenta, y por eso recomendamos encarecidamente leer los comentarios de las tiendas online, es qué tal agarran, porque si es poco mal, y si es mucho peor, ya que tirar demasiado para sacar la pequeña unidad puede provocar daños.

    Fosmon vende un set de una funda doble de plástico con espacio para dos tarjetas a cada lado por poco más de cinco euros. Y por prácticamente el mismo precio, también ofrece un cajetín con 24 huecos para juegos y un par extra para microSD. Mejor aspecto tienen las de JCC (no las hemos probado para asegurarnos de su calidad), aunque también son más caras. Y su punto fuerte es que cada ranura tiene doble oquedad, para guardar una tarjeta Switch y una microSD corriente en una misma pestaña.

    Para evitar complicaciones, hay quienes prefieren pagar un poquito más por productos de third parties con licencia oficial Nintendo y su famoso Seal of Quality. Hori vende un modelo con espacio para hasta 24 juegos y dos tarjetas microSD que se abre en escalera, como una caja de herramientas. Es bastante robusto pero menos práctico para llevar encima por su volumen, quizá adecuado para viajes largos o para tenerlo en casa.

    Y como última opción os traemos las fundas tematizadas de Power A. Estas cajas con espacio también doble, para 12 tarjetas de juego y 12 microSD forman parte de una colección oficial de cinco modelos decorados con famosos ítems de Nintendo: la M de Mario, el bloque interrogación, el bloque Pow, el escudo hyliano y la Z de The Legend of Zelda. El precio por cada una son unos 15 euros, pero marca la diferencia.

    No hay que olvidar que las propias fundas, bolsas y mochilas para la consola Nintendo Switch sirven en muchos casos como sistema de transporte. En su interior suelen incluir compartimentos para guardar tarjetas de juego y/o de memoria, incluso las más finitas. Hay muchísimas y de muchos precios, así que a la hora de elegir hay que mirar bien por dentro cuál comprar, porque algunas tan solo traen una pequeña malla o red en la que meterlo todo en batiburrillo. Todo un peligro, porque cuando vuelves a abrir la funda se pueden haber movido y hasta perderse sin querer. Otras, en cambio, cuentan con espacios individuales más seguros.

    Muchas alternativas para no tener los juegos de Nintendo Switch en sus grandes cajas, esas que tan bien quedan decorando una estantería.

    Fuente original: Gamereactor.es

publicidad
PUBLICIDAD