• The Elder Scrolls: Legends - Repaso a Héroes de Skyrim

    02/08/2017 19:00 // Ford James Comparte en facebook Comparte en twitter Comparte en google plus Comparte en tuenti

    Heroes of Skyrim no está aquí solo por su nombre, es una expansión con contenido, mecánicas y, por supuesto, caras conocidas.

    Autor: Ford James - Gamereactor.es

    El concepto de llevar un mundo fantasía popularizado a través del rol a un juego de cartas competitivo no es lo único que The Elder Scrolls: Legends ha tomado de Hearthstone. El juego de Bethesda también se está construyendo poco a poco a través de expansiones ligadas a tramas y a cartas. Héroes de Skyrim es la primera gran avalancha de contenido, 150 cartas nuevas basadas en un The Elder Scrolls V: Skyrim que se resiste a pasar de moda. La elección es natural porque tiene mucho nombre y es la entrega que más gente ha introducido en la serie, así que también puede ser clave para ampliar la base de usuarios del CCG.

    Antes de empezar, si estáis en ese grupo de gente que ha llegado hasta ahora, os recomendamos leer nuestro análisis en primer lugar. Porque realmente no es como todos los juegos del género, y aunque es cierto que toma cosas de Blizzard o de Magic The Gathering, también tiene muchas funciones y elementos propios, como por ejemplo, la división del tablero en cuatro partes o la mecánica de runas.

    Heroes of Skyrim echa más leña al fuego. Los dragones conforman uno de los pilares de la expansión, haciendo justicia a la importancia que tenían en el juego de consola. Cada atributo/clase recibe unos cuantos dragones y cartas que pueden interactuar con ellos, desde las más barata con las que robar una cada vez que invocas a un dragón, hasta esas caras que ponen en el tablero un 5/5 con Carga.

    También incluye a Alduin y a Paarthurnax; la primera es la más carta del mazo y si sois aficionados seguro que sabréis encontrar un equivalente en el juego al que estéis enganchados. La carta de Alduin te cuesta dos menos por cada dragón en el cementerio y cuando se invoca destruye a todas las demás criaturas; además de que permite invocar a un dragón aleatorio de la pila de descartes al comienzo de cada turno. Vamos, que si está en el mazo correcto es muy probable que te haga ganar la partida a partir de un turno avanzado. Paarthurnax es una 9/9 con coste 12 que además añade tres gritos aleatorios en su invocación.

    Los gritos son otra de las grandes novedades en gameplay, aunque no es tan importante. Hay cinco diferentes, uno por cada atributo, y tienen un coste de entre uno y tres. Del RPG importan las subidas de niveles, que se van sucediendo a medidas que son invocados más y más veces. Uno te puede ayudar a hacer dos puntos de año a todas las criaturas de niveles uno (o 10 puntos si sube) y otro a robar de la pila de descartes y, después, añadir un +5/+5. Queda claro que son cartas que están destinadas a las partidas con mucho movimiento, es decir, que han sido introducidos para los mazos de control.

    También se estrenan los hombres lobo, aunque no en todos los atributos. Llegan con la Forma Bestia como novedad, un potenciador que se está presente en apenas algunas cartas y que se aplica al destruir la runa de un oponente. Puede ser una aportación de puntos o también un efecto, como por ejemplo que destruye a la criatura herida si se dispara la Forma Bestia. Por otro lado están las cartas de apoyo como el Dragón Montículo, capaz de transformar cualquier carta de tu mazo en un dragón aleatorio y además más barato de lo común. Son caras, pero si entran en juego dan un gran vuelco a la partida.

    Estas son solo algunas de las cartas destacadas, pero entre las 150 hay muchísimas caras conocidas que tienen que servir como reclamo de los jugadores: Lydia, Barbas, el hechicero Khajiit, Brynjolf, Balgruuf el Grande...

    Bethesda ha presentado una expansión muy seria, bien trabajada para que la integración de tantísimo contenido tenga sentido. Son personajes, criaturas y localizaciones que han calado muy hondo hace no tantos años y que deben salir a relucir para aumentar la base de jugadores de The Elder Scrolls: Legends. Como es normal, hay algunas cartas que son mejores que otras, pero los gritos son una novedad interesante y los dragones abren por sí solo las rutinas y hegemonías previas. A este juego todavía le queda mucho recorrido así que esperamos que las expansiones sigan llegando, sobre todo si son como esta, y permitan que el meta se mantenga fresco.

    Fuente original: Gamereactor.es

publicidad
PUBLICIDAD