• Lego Marvel Super Heroes 2

    14/11/2017 09:01 // Juan A. Fonseca Comparte en facebook Comparte en twitter Comparte en google plus Comparte en tuenti

    ¿Más es mejor? Cuando se trata de piezas de LEGO y de superhéroes, sí.

    Autor: Juan A. Fonseca - Gamereactor.es

    Coge algo que te gusta, mézclalo con otra cosa que también te gusta y empieza a mezclarlo todo en proporciones industriales. El resultado debe ser algo sensacional, ¿verdad?, pues eso ha sido lo que TT Games ha querido plasmar con LEGO Marvel Super Heroes 2. Los juguetes han vuelto a ponerse mallas ajustadas, capas y a fardar de superpoderes para traer a PlayStation 4, Xbox One, PC y Nintendo Switch más héroes, más universos, más mundo y más y más horas de juego para los coleccionistas enfermizos.

    Vale, es posible que pienses que esta constante suma también tenga entre sus sumandos a más de lo mismo, y debemos decirte que no te falta razón. La fórmula de esta secuela parte de las ideas de la primera entrega y de los mecanismos típicos de los videojuegos que llegan con el sello LEGO, pero los alimenta para conseguir algo mucho más vasto, o basto, con lo que captar de nuevo la atención de los amantes de todo lo que lleve Marvel tras de sí y también de los que apenas saben quién es Tony Stark.

    Porque si algo podemos decir de este videojuego, y que reforzamos tras lo que os contábamos en nuestras impresiones finales, es que hay mucho cariño por la fábrica de superhéroes que surgió de la ya desconocida Timely Productions. TT Games siempre ha tratado de la mejor forma posible a cada una de las franquicias que ha tocado. Lo hemos visto con grandes como Piratas del Caribe, Harry Potter, El Señor de los Anillos, Star Wars y un largo etcétera, y ahora lo volvemos a ver no solo con una IP, sino con toda una red de ellas.

    LEGO Marvel Super Heroes 2 parte de los esquemas más convencionales de los títulos de estas piezas de juguete. Tiene combates bastante ligeros, una dificultad poco exigente y muchos niveles en los que se mezclan la acción con los puzles, el cambio entre personajes y ese humor tan sencillo como eficaz. Pero su gran baza son los héroes más famosos del papel, y ahora del cine, y un mundo abierto que ya no se limita a una sola ciudad con algunas zonas aisladas.

    El jugador, que puede ir en solitario o acompañado de un "player 2", ahora tiene la posibilidad de moverse a sus anchas por un mapeado con el héroe que elija, y tiene su explicación en base al argumento por el que se rige. Kang el Conquistador tiene el poder de alterar al tiempo a su gusto, y su afán por conquistar el mundo le ha llevado a alterar el espacio-tiempo para mezclar diferentes épocas y universos. A causa de este desequilibrio temporal, el Salvaje Oeste se encuentra al lado de la Manhattan Noir y poco más allá de Asgard. Numerosas localizaciones clave del imaginario de Marvel se reúnen para dar forma a Chronopolis, ese mundo en el que invertiremos horas y horas y horas si somos amigos del completismo.

    La introducción a este entorno abierto es algo que se hace de forma gradual, consiguiendo incluso cierto factor sorpresa. El comienzo de la aventura, encarnando a los esperados Guardianes de la Galaxia en una batalla en Xandar, transcurre en uno de esos entornos cerrados tan típicos en los videojuegos LEGO. Pero tras esto se da paso a una ciudad por la que vagar libremente para, posteriormente, lanzarte a todo un mundo. De forma dosificada, siempre a más.

    Con este formato tan sandbox, cabría esperar que hubiera misiones secundarias para hacer algo más que combates épicos para poner fin a este desatado caos. De hecho, este es el punto más fuerte del juego, con permiso de los más de doscientos superhéroes sacados de cómics y películas (ojo, algunos versiones de un mismo personaje extraídas de diferentes universos). Hay toneladas de tareas por hacer en cada localización que te van a llevar a hacer cosas como montar un puzle, cabalgar sobre cerdos para llevarlos a su corral o acabar con criminales que están poniendo en peligro a los transeúntes. Y todo para conseguir tanto máss personajes como aspectos alternativos u otras recompensas.

    Conseguir el 100% de LEGO Marvel Super Heroes 2 promete ser una tarea que devore horas y horas, algo pesadas por la repetitividad de ciertas tareas, pero a la vez, nutridas por un mundo bastante bien recreado. Nos ha sorprendido para bien la capacidad de plasmar las localizaciones más importantes de los diferentes universos de Marvel e incluso el cambio de atmósfera que se vive en ellos, aunque se mezclen carruajes de caballos con naves voladoras que el mismo jugador puede crear. Prácticamente, puedes hacer cualquier vehículo que veas, tanto terrestre como aéreo (con un control relativamente bueno en algunos). Es otra cosa más a sumar a la eterna lista necesaria para completarlo todo, y puede parecer demasiado, pero ver a Rocket espoleando a unos caballos vale mucho la pena.

    Las misiones principales, por su parte, transcurren como los niveles más típicos de cualquier videojuego de LEGO: ir del punto A hasta el B para acabar con un jefe final mientras conviertes a tus enemigos en un batiburrillo de piezas, aprovechando las habilidades propias de cada héroe y resolviendo los pequeños puzles que surjan a tu camino mientras, cómo no, buscas algún que otro secreto (Stan Lee protagoniza más de un cameo también aquí). Lo mejor de este concepto es que, esta vez, seguramente tendrás que volver a algún nivel para activar una trampilla concreta o hacer volar unas piezas (perdón, fundir un metal) que no podías con los personajes que ponían a tu disposición la primera vez. Un poco más de rejugabilidad con el único lastre de tener que volver a un nivel ya superado.

    Otro punto a favor de la historia es, y esto va dirigido para los fans de cómics y películas, las situaciones que se viven en ella. Hay mucho del cine en el argumento, como también lo hay del papel, y todo está aderezado con un humor propio de LEGO que encaja la mar de bien con el humor tan típico de los superhéroes (no faltan las frases ocurrentes y otras que no lo son tanto). El que se haya rodeado de las historias de los cómics de Marvel va a identificar muchos diseños, situaciones y localizaciones de ellos, por ejemplo la batalla en el Coliseo de Planet Hulk; pero también de las películas, como la apariencia de Hulk en ese combate, extraída de Thor: Ragnarok.

    ¿Fan-Service? A espuertas, pero para nada inesperado ni forzado. Un título tan grande como este puede permitirse meter decenas y decenas de chascarrillos y situaciones familiares, incluso atreverse con mezclas de lo más loco; todo encaja. Los menos puestos en las aventuras de los superhéroes van a tener la oportunidad de identificar momentos y hasta frases, los que hayan leído centenares de cómics, también.

    Las últimas piezas de esta construcción las ponen un multijugador competitivo a 4 bastante sencillo pero divertido, un curioso editor para crear un héroe a medida (pueden salir auténticas barbaridades aquí) y, por último, su apartado gráfico. La versión de PlayStation 4, empleada para este análisis, se mueve a 30 fotogramas por segundo y con una resolución de 1080p. Pensábamos que un título protagonizado por piezas de juguete no podría hacer un gran despliegue a nivel audiovisual, pero lo cierto es que se nota un salto de calidad bastante importante en ambos. No se priva en recurrir a efectos de luz y reflejos y en lucir detalles con cada secuencia cinematográfica, pero también cae en el inevitable popping cuando te mueves por los entornos abiertos.

    A pesar de lo bien que encajan todas estas piezas, le faltan alicientes para ser más interesantes. Es innegable que se pueden invertir en él incontables horas, tanto buscando secretos como dando un garbeo por ahí mezclando en tu cuadrilla de personajes a villanos y buenos para montar en una moto y ver qué se cuece por ahí; pero falta dificultad. Se apuesta mucho por alimentar la experiencia de juego explorando, cumpliendo misiones y gozando como un enano con esa versión de Spider-Man que tan pocos conocen. Sin embargo, se ha dejado de lado el plantear un reto para los que son más diestros con los mandos. Aunque puede que LEGO Marvel Super Heroes 2 simplemente no pretenda aspirar a ser recordado por difícil, sino por grande.

    LEGO Marvel Super Heroes era realmente bueno, LEGO Marvel Super Heroes 2 es mejor. Hace la mayor recopilación de superhéroes que hemos podido ver en un videojuego y se convierte en el homenaje perfecto tanto para los fans de toda la vida como para los que han descubierto leyendo este texto el nombre de quien se enfunda en el traje de Iron-Man. Tiene pequeños lastres en varios elementos, sobre todo en ciertas mecánicas que se repiten una y otra vez. Pero eso no quita que sea más grande, más divertido, más Marvel, más LEGO.

    8/10

    Fuente original: Gamereactor.es

publicidad
PUBLICIDAD