• Guardians of the Galaxy: The Telltale Series - Episodio 1

    18/04/2017 15:00 // Bengt Lemne Comparte en facebook Comparte en twitter Comparte en google plus Comparte en tuenti

    Telltale tenía que escoger una licencia de Marvel para convertirla en aventura por capítulos y escogió Guardianes e la Galaxia. Veamos si ha acertado.

    Autor: Bengt Lemne - Gamereactor.es

    Guardianes de la Galaxia pega mucho con el estilo de Telltale Games. Pone a su disposición multitud de personajes coloridos, un escenario en el que desarrollar el humor, giros intensos y una buena banda sonora. Lo tiene todo para convertirse en una gran aventura por episodios, pero ahora que hemos jugado el primer capítulo nos ha dejado con sensaciones frías. Por mucho que se estuviera diciendo que iba a dar un trato distinto a esta franquicia, al final parece que han cogido su molde de siempre y han metido el trabajo de Marvel dentro sin tener demasiado cuidado.

    No es que no haya cosas buenas en este Episode One: Tangled Up in Blue, pero no evitamos quitarnos de encima esa pequeña sensación de frustración y a decepción que se nos ha quedado. El juego ofrece la típica mezcla entre opciones de diálogo y secuencias de botones QTE, la esencia de la fórmula Telltale. La novedad de esta entrega es un escenario un poco más grande en el que explorar y una escena en la que caminas por la nave Milano, hablas con la tripulación y echa un ojo al correo (que es donde han metido algunos guiños fan service). Como suele ocurrir con la mayor parte de juegos de este estudio, el puzle que tienes que resolver en esta zona abierta no es demasiado complejo, pero al menos te obliga a utilizar algunos de los gadgets de Star Lord. También hay momentos destacados en la secuencia a bordo de la nave, en la que te dan la oportunidad de conocer mejor a los personajes y sus historias. El problema es que las conversaciones son un poco secas.

    Vamos a meternos un poco en el terreno de los spoilers para poder explicar un poco mejor la premisa de la historia, ya que el juego arranca con nuestros héroes siguiendo la pista a Thanos hasta un templo Kree. O algo así porque tampoco es que estuvieran siguiendo un plan muy elaborado. En realidad, Thanos acaba muerto muy pronto y ellos se quedan un poco con la cara larga porque se habían reunido para acabar con el titan. Entonces, ¿ahora qué? Resulta que el artefacto que estaba buscando el malo se convierte en el centro de la historia. Presenta a Peter con una visión de su madre, y como suele ocurrir con estos superhéroes atípicos, se lo quitan de las manos.

    El planteamiento es interesante, pero al acabar el episodio da la sensación de que el capítulo está desubicado. Y no tenemos la sensación de que todas las decisiones que vas tomando, incluida la de qué hacer con el cuerpo de Thanos cuando lo tienes a tu disposición y puedes sacarle unas pelillas o hacer lo correcto, provoquen giros en el argumento. También queremos saber cómo van a afectar nuestras posturas con cada uno de los compañeros a la relación. No podemos predecir qué intenciones tiene Telltale con todo esto o, mínimamente, si será capaz de sacar algo de aquí, pero este primer episodio no dice mucho al respecto.

    En cuanto a lo que se ve, también tenemos discrepancias. El equipo artístico ha escogido un diseño a medio camino entre su estilo tradicional y algo más realista. No ha quedado compacto porque unos personajes tienen más detalles y más credibilidad que otros. Creemos que con una franquicia como esta hubiera encajado mejor algo al estilo de Tales from the Borderlands, porque nos ha llevado a ese Uncanny Valley de forma innecesaria, es decir, a dudar de su realidad. Lo que peor nos ha sentado ese el juego con las cejas, y además creemos que algo así no hubiera sido molesto si no hubieran tratado de buscar el realismo visual. Nuestra partida a Guardians of the Galaxy: The Telltale Series ha sido en una PlayStation 4 y, aunque no hemos sufrido los problemas que tenía el título de Batman, sí nos hemos encontrado con errores y un par de caídas de la tasa de fotogramas por segundo.

    Un punto a su favor para quienes conozcan la película es su banda sonora original. Telltale se ha guardado una parte porque tiene que repartir el material en cinco capítulos de un par de horas cada uno, pero con lo que tenemos es suficiente para crear esa ambientación propia. Lo que no ha quedado tan bien son los diálogos. En general, porque no es tan bueno como debería y en particular porque hay algunos de Star Lord que no parecen propios de él. También hay pasajes muy buenos y momentos estelares protagonizados, sobre todo, por Rocket y por Groot. Pero la mayor parte del tiempo no consiguen dar con la tecla del humor que están buscando, y eso queda de manifiesto sobre todo si se compara con la película.

    El estreno de esta nueva serie ha sido sorprendentemente flojo, pero al menos nos ha dejado algunas intrigas que invitan a volver a por un poco más cuando se estrene el segundo episodio. No está todo perdido, pero Telltale tiene que subir el nivel en el próximo capítulo si no quiere que nos desconectemos rápido.

    6/10

    Fuente original: Gamereactor.es

publicidad
PUBLICIDAD