Kia Optima GT 245 CV
Tiene todos los argumentos para liderar las berlinas generalistas por espacio interior, equipamiento, calidad de acabados y mucha potencia.

El salto experimentado por la marca coreana en los últimos años, tanto en diseño como en calidad de sus productos, es espectacular. Lo prueba el gran incremento de ventas de sus modelos en España y los mercados europeos, un entorno realmente competitivo, en el que está presente lo mejorcito de todas las marcas.
 
La Kia actual no tiene nada que ver con la marca barata de hace unos años. Ahora cuenta con vehículos perfectamente diseñados para dar batalla en todos los frentes, con excelentes cualidades dinámicas y una calidad de materiales a la altura de los mejores, como lo demuestra la garantía de siete años, ofrecida en todos sus modelos.     
 
El Optima, buque insignia de Kia, es un modelo de empaque que mira sin complejos a sus rivales. Se presenta con una versión turbodiésel 1.7 de 141 CV y una de gasolina turboalimentada, denominada Optima GT 2.0, de 245 CV. También hay un híbrido enchufable, denominado Optima PHEV, de 205 CV.
 
Probamos hoy el Optima GT, una gran berlina con un diseño muy actual, firmado por el diseñador alemán Peter Scheyer. Mide 4,85 metros de largo, una longitud considerable que se nota en el espacio interior, especialmente en las cotas de habitabilidad de las plazas traseras, que gozan de un gran hueco para las piernas y rodillas de los pasajeros, y en el tamaño del maletero, con 510 litros de capacidad.
 
El puesto de conducción es excelente. Disfruta de asientos con calefacción para el invierno y ventilados para refrescarlos en verano, volante de cuero calefactado, una pantalla táctil de 8,0 pulgadas, muy bien integrada en la parte central del salpicadero, con información del navegador, equipo de sonido y ordenador de a bordo.
 
La calidad del acabado y de ajuste entre los diferentes paneles interiores es sobresaliente. Todo el interior está tapizado en un elegante terciopelo negro; abundan las superficies blandas y los cómodos asientos recogen perfectamente el cuerpo para que no se mueva en los fuertes apoyos producidos por la elevada velocidad a la que puede tomar las curvas, pues el Optima GT corre, y mucho.
 
Una vez familiarizados con el cúmulo de pulsadores y los indicadores a consultar, arrancamos el coche con el botón situado a la derecha tras el volante, en el lugar donde suele situarse la llave de contacto. El motor se pone en marcha con un suave ronroneo y, tras poner la palanca del cambio automático en la posición “D”, nos ponemos en marcha con una gran sensación de empuje. Las cifras de aceleración, siendo buenas, no son excelentes, pues para el reloj de 0 a 100 km/h en 7,4 segundos, pero lo mejor es que gana revoluciones con mucha facilidad gracias a que el motor ofrece su par máximo desde solo 1.350 vueltas y estira hasta 4.000, mientras que la potencia máxima la obtiene a 6.000 rpm.
 
Podría ser un inconveniente, pero a nosotros nos ha gustado. Hablamos del sonido que emite el 2.0 TGDi de 245 CV. Un rumor grave y poderoso que recuerda al de los propulsores V6, en lugar de tratarse de un modesto cuatro cilindros en línea.
Mediante una tecla de la consola central podemos elegir entre tres programas de conducción, “Eco”, “Normal” y “Sport”, en función de las preferencias del conductor.
 
Ya hemos mencionado que dispone de un cambio automático de seis velocidades, del tipo convertidor de par, que actúa con una gran suavidad y precisión. También puede usarse manualmente por medio de levas en volante o por medio de movimientos de la propia palanca. Sorprende el gran empuje repentino del motor si se cambia al programa “Sport” mientras estamos en movimiento, una agradable sensación acompañada por el eficaz trabajo de la caja de cambios, subiendo y bajando de marchas con mucha rapidez.
 
El Optima GT es un modelo de tracción delantera muy bien tarado y efectivo. La dirección resulta más directa de lo que cabría esperar de un coche de casi cinco metros de largo. Toma las curvas sin contemplaciones, incluso las más cerradas, sin tendencia a arrastrar las ruedas delanteras. Los modos “Normal” y “Eco” admiten una conducción más relajada, con gran nivel de confort para los ocupantes y sin que el consumo suba en exceso. Por cierto, que homologa una media de 8,2 litros cada 100 kilómetros, no muy lejos de los 9,2 que nosotros hemos medido a lo largo de nuestra prueba. Eso sí, hay que tener en cuenta que si queremos disfrutar de una conducción más deportiva, algo a lo que el Optima GT se presta con agrado, no es raro subir de los 12 l/100 km.    
 
En el tema del equipamiento el Optima GT lo borda, pues ofrece todo de serie, al contrario de sus rivales que precisan de un buen desembolso adicional para lograr el mismo nivel que el Kia. Mencionemos algunos, como el freno de estacionamiento eléctrico, llantas de 18 pulgadas, ayuda al arranque en pendiente, asistencia al mantenimiento de carril, reconocimiento de señales de tráfico, frenada automática de emergencia, detección de obstáculos en el ángulo muerto, alerta del tráfico trasero, sensor de luces, asistente de luz de carretera, control de crucero adaptativo, faros LED, techo solar, tapicería de piel, pantalla táctil de 8,0 pulgadas con navegador, cámara de visón de 360º, audio Harman con 10 altavoces, climatizador bizona, bluetooth, asientos delanteros regulables eléctricos, calefactables y ventilados, asistente al estacionamiento, botón de arranque y llave inteligente… Solo hay dos opciones: la pintura metalizada (486 €) o la blanca Clear (162 €). Su precio, con descuento: 38.376 €.   
 
FICHA TÉCNICA
DIMENSIONES
Longitud: 4,86 metros
Anchura: 1,86 metros
Altura: 1,47 metros
Batalla: 2,81 metros
Peso: 1.655 kilos
Maletero: 510 litros
MOTOR
Combustible: gasolina
Posición: delantero transversal
Cilindrada: 1.998 cc
Potencia: 245 CV a 6.000 rpm
Par máximo: 353 Nm entre 1.350-4.000 rpm
Cambio: automático 6 vel (Convertidor)
Tracción: delantera
PRESTACIONES
Velocidad máxima: 240 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h: 7,4 segundos
Consumo medio: 8,2 litros
Emisiones CO2: 191 g/km
PRECIO: 38.376 euros
 
J.Miguel Quintanawww.vidapremium.com

Fuente: Vida Premium
Público en Facebook

© Diario Público.

DISPLAY CONNECTORS, SL