El día de los GTI
Cerca de 5.000 entusiastas del Golf GTi se reunieron en el circuito madrileño del Jarama en homenaje al mítico modelo.

El pasado sábado 8 de julio el mítico circuito madrileño fue testigo de una sonada celebración; una reunión organizada por Volkswagen para, según Pedro Fondevilla, director de Marketing de Volkswagen España “agradecer a los propietarios y seguidores del GTI su pasión y lealtad hacia la marca. Ellos son los que han convertido al Golf GTI en una leyenda, un sinónimo de altas prestaciones, pero también de innovación, pasión y diseño”.
 
Con motivo del 40 aniversario del modelo, el año pasado se celebró por primera vez el GTI Day. El éxito de convocatoria fue tan grande que la marca alemana decidió celebrarlo de nuevo, atrayendo al público con más actividades y atracciones. Era todo un reto, pero han conseguido superarse en esta segunda edición, a la que han acudido cerca de 5.000 aficionados y más de 1.000 VW Golf GTI, comprendiendo las siete generaciones que, desde 1976, se han sucedido sin interrupción.
 
El GTI Day ha sido una intensa jornada en la que los participantes han podido sumergirse de lleno en el universo GTI. Una de las actividades estrella han sido las pruebas de conducción en circuito. Acompañados por monitores profesionales, muchos vieron cumplido su sueño de ponerse al volante de los nuevos GTI, GTE y GTI Clubsport y disfrutar al máximo de las sensaciones de conducción.

Los más afortunados disfrutaron de un copilotaje del Golf GTI TCR, la versión de carreras del GTI con 350 caballos de potencia. Otros han podido conducir este modelo de carreras de forma virtual. Y es que Volkswagen ha desarrollado un videojuego que ha enfrentado a miles de internautas durante las semanas previas al evento. Los doce mejores han disputado la final "en directo" en el circuito.

La exhibición de Ronny Wechselberger, record mundial de aparcamiento en línea en el menor espacio disponible, también atrajo a miles de aficionados que no podían dar crédito de la destreza al volante del piloto y de sus maniobras de aparcamiento imposibles.

La música acompañó a los amantes del GTI durante toda la jornada. Una banda sonora en directo recordó a los asistentes los grandes éxitos de estas últimas cuatro décadas. Canciones que seguro les han acompañado en muchos de sus viajes.

En el escenario del GTI Day, en el que se premiaron a los mejores GTI de la concentración, Luis Moya y Andy Soucek, embajadores de la marca, compartieron sus vivencias y experiencias con este modelo. Laura Ros, directora de marca en España, apareció con el innovador e-Golf sorprendiendo a todos los fans con el nuevo eléctrico de 300 kilómetros de autonomía.
 
Además, los propietarios que acudieron hoy con su GTI han participado en un desfile multitudinario. Modelos de las siete generaciones han rodado por el asfalto del Jarama, en un momento único para los amantes del automóvil. Por fin, los fans del GTI posaron juntos en una imagen, para elevar al GTI a la categoría de icono.
 

Un poco de historia:
Hace cuarenta años, un inquieto grupo de empleados de la firma decidieron sacar a delante, incluso sin la aprobación expresa de sus superiores, un proyecto que les apasionaba: convertir al VW Golf en un modelo deportivo de altas prestaciones, que quedara al alcance de todo el mundo.
 
Para convencer a la Dirección, el innovador grupo acopló a un Golf de serie, con motor 1.6 de gasolina de 70 CV, un sistema de inyección mecánica K-Jetronic, aumentaron la relación de compresión y rediseñaron los colectores de admisión y escape. Así consiguieron unos asombrosos, para la época, 110 CV, con lo que se conseguía una relación peso/potencia muy favorable, ya que el coche pesaba solo 800 kilos.
 
Ante los hechos consumados, la Junta Directiva no tuvo más remido que aceptar la fabricación en serie de lo que sería un modelo compacto con un rendimiento que, hasta entonces, solo estaba reservado a coches mucho más caros.
Lo denominaron Golf GTi y le añadieron algunos detalles estéticos para diferenciarlo del resto de Golf, como los pasos de rueda ensanchados con aletines negros, parrilla en nido de abeja y asientos con tapizado exclusivo.
Así fue el nacimiento de una nueva categoría de coches, que todos fabricantes han reproducido en su gama.
 
El éxito del Golf GTi fue instantáneo. Las ventas se dispararon y, en poco tiempo, se introdujeron algunos cambios para mejorarlo, como la caja de cambios de cinco marchas y un nuevo motor 1.8 que apenas aumentaba la potencia, pero mejoraba sustancialmente el par y le hacía mucho más alegre a medio régimen, pues era capaz de subir de vueltas con mucha facilidad.
 
Desde entonces se han sucedido siete generaciones del GTi, al compás de las sucesivas ediciones del Golf, y se ha pasado de los 110 CV iniciales a los 350 CV del Golf GTi TCR actual.
 
J. Miguel Quintana (Madrid) – www.vidapremium.com



Fuente: Vida Premium
Público en Facebook

© Diario Público.

DISPLAY CONNECTORS, SL